27 de October de 2013 00:02

La vida de un volcán de lodo es corta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

Al escribir la palabra 'sismos' en Google, el buscador despliega cerca de 5 410 000 resultados en menos de tres segundos. En la tarde del viernes pasado, los portales de Internet informaban sobre más de un sacudón en el mundo.

Las vibraciones de suelo, producidas por la liberación súbita de energía a causa del desplazamiento de masas rocosas en una falla tectónica, en Japón fueron noticia El sismo tuvo una magnitud de 7.1 en la escala de Ritcher. En la Red también se encontró información sobre los sismos de la semana pasada en Israel y sobre los 170 movimientos telúricos que han sucedido en Bolivia en menos de 10 meses.

Las afectaciones dependen de la zona geográfica y las condiciones territoriales. Pero, ¿de qué depende la formación de una isla después de un sismo? El último temblor en Pakistán, con una magnitud de 7.7 en la escala de Richter causó 360 muertes. Este acontecimiento creó, de forma inesperada, una isla a 400 metros del país, conocida también como volcán de lodo submarino. Según el sitio Earth Observatory de la NASA, la formación tiene de 75 a 90 metros de ancho y está unos 15 o 20 metros por encima de la línea de agua. La superficie sería una mezcla de barro, arena fina y roca sólida.

El doctor Mario Ruiz, director del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del Ecuador, explica que esta eventualidad submarina se puede generar tras un sacudón relativamente fuerte.

Es decir, mayor a 7 grados en la escala de Richter. Esto sucede porque el sismo agita y desestabiliza los gases que están atrapados en el subsuelo. Estos gases tratan de buscar una salida y por la poca presión salen violentamente a la superficie (ver infografía).

Aunque se conoce que esta formación es el volcán de lodo submarino más grande en las últimas décadas, no es la única. Ruiz comenta que en la misma zona de Pakistán, en las costas de Makrán, también se han formado volcanes de lodo. De hecho, algunas islas de este tipo se formaron en el año 1945, tras un sismo de 8 grados en la escala de Richter.

Ahora bien, ¿qué propicia es la creación de estos volcanes? El director del Geofísico dice que esto se debe a la acumulación de sedimentos que hay en las zonas, es decir, los gases como el metano.

En el caso de Pakistán, por ejemplo, estos sedimentos llegan desde el Himalaya.

En el caso de América Latina hay gran cantidad de volcanes de lodo. A excepción de las costas de Chile y Perú, donde no hay acumulación de sedimentos. Una de las zonas donde se evidencia esto es el Caribe, ya que en el Golfo de México se tiene una fuerte concentración de materiales que bajan desde la cuenca del Misisipi y Misuri.

En el caso de Ecuador, las zonas de Esmeraldas y Guayaquil son más profundas. Con una diferencia, dice Ruiz, ya que las costas del país a pesar de que hay concentración de materiales, estos se depositan en un hueco conocido como cañón, que permiten su fluidez.

Aunque la creación de volcanes de lodos submarinos son interesantes para quienes los estudian, no son los únicos. Ruiz explica que la formación de estos volcanes no solo responden a temblores, sino también a la concentración de gases volcánicos y también a los terremotos. En este último caso se forman los volcanes de arena en superficie.

Alrededor del mundo, hay entre 1 000 y 100 000 volcanes de lodo (de todo tipo). El rango responde a que estos no perduran en el tiempo. Como no tienen una conformación sólida o una base estable, los volcanes se desintegran poco tiempo después de su creación; en meses pueden perderse del mapa.

En el caso de los volcanes de arena, el Geofísico busca vestigios que confirmen un terremoto en el pasado. Hay ocasiones en que estos no salen totalmente a la superficie y se quedan atrapados debajo del suelo, sin embargo, al encontrarlos se puede confirmar el suceso.

Los volcanes solo son una consecuencia del sismo. También hay otras alteraciones. Un ejemplo de ello es el levantamiento de las costas cercanas al temblor.

Las consecuencias

  • Una reciente  investigación comprobó que los sismos contribuyen al calentamiento global.
  • Científicos de la U. de Bremen en Alemania evidenciaron después de que un gran terremoto ocurrido en 1975 se liberaron más de 7 millones de metros cúbicos de metano.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)