21 de February de 2014 17:32

La 'venganza' del fundador de WhatsApp contra Facebook

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La venta de WhatsApp a Facebook es la más cara en el mundo tecnológico de los últimos diez años. Sus propietarios han conseguido vender la exitosa aplicación en USD  19 000 millones en lo que representa no solo un gran movimiento financiero. Que Facebook pague por su trabajo es también una venganza personal.

Brian Acton, uno de los fundadores de la aplicación de mensajería instantánea fue rechazado por Facebook en el 2009. En ese entonces, él y Jan Koum, el otro fundador, acababan de dejar su trabajo en Yahoo y había que mantenerse. Este fue el tuit en el que contaba su desventura.

"Facebook me rechazó. Era una gran oportunidad para conectar con gente fantástica. Esperamos que llegué una próxima aventura en la vida".

Pero esta no fue la única empresa que lo rechazó. Días antes, Twitter le había dicho que no, y se consoló a través de la red social con esta frase: "Me habría pasado mucho tiempo yendo y volviendo", recopila "El País". Acton, indica Forbes, tiene ahora cerca del 20% de la empresa, por lo que recibiría cerca de 3 mil 200 millones de dólares.

  • EL OTRO MILLONARIO

La historia de Acton no parece ser nada comparada con lo que tuvo que vivir su socio Jan Koum antes de volverse millonario. Este ucraniano nacido en una aldea a las afueras de Kiev llegó a Estados Unidos a los diecséis años junto a su madre. Su padre había muerto y ellos eran tan pobres que debían comer con ayuda del gobierno, que les daba cupones de descuentos.

Koum fue, justamente, el visionario de la aplicación de mensajería instantánea. Criado en la rusia comunista, estaba acostumbrado a que las conversaciones sean intervenidas y la gente hablaba en voz baja para no ser escuchados por el servicio de espionaje del gobierno ruso. Fue ahí que se dio cuenta que la comunicación persona a persona funcionaba mejor.

La vida de Koum no fue color de rosa. Llegó huérfano de padre a Norteamérica y su madre murió de cáncer en el año 2000. Estudiaba en la Universidad del Estado de San José cuando recibió una llamada de Yahoo: lo querían para explorar los datos de los usuarios del buscador con el fin de vender publicidad. Dejó las clases para siempre. El resto ya es historia: USD 6 800 millones estarán en su cuenta bancaria.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)