30 de May de 2010 00:00

Los teléfonos inteligentes sonla gran ventana del videojuego

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Xavier Márquez tenía todo listo. De su mochila negra, sacó aquella máquina que le acompañó buena parte de su niñez: una consola Atari 2600. Con mucho cuidado, la colocó bajo su brazo y avanzó en la fila. Cuando fue su turno, se acercó con prisa.Un poco nervioso, extendió la mano y saludó a Nolan Bushnell (EE.UU., 1943), creador de esa consola que ahora es su tesoro. Rápidamente sacó su marcador para que lo autografiara. Unas 40 personas esperaban para repetir ese saludo. Tenían otras versiones de máquinas y cartuchos de los juegos. Xavier bajó del escenario con una gran sonrisa.Unos 15 minutos antes, y por dos horas, el científico estadounidense habló del inicio del videojuego, del Atari y de lo que ocurrirá en los próximos años.Fue la noche del jueves, en el Centro de Convenciones Simón Bolívar, en el norte de Guayaquil. 3 227 personas, principalmente universitarios, escucharon, en traducción simultánea, esta conferencia.Nolan Bushnell, con una experiencia de más de 40 años, contó las potencialidades del videojuego a través de los teléfonos inteligentes. “Estos, a más de sus facilidades de comunicación y de conexión a Internet, serán una plataforma con muchas posibilidades lúdicas”.También habló del Virsix. Es un proyecto que mezcla juegos con escenarios reales. Como ejemplo, puso Nonterra, un programa que ya está desarrollado.No dejó de referirse a los implantes en el cuerpo, como por ejemplo un teclado en el antebrazo. O que, en menos de cinco años, una persona llevará tatuajes que al mismo tiempo serán conductores. Otro campo que está en desarrollo es el de la visión: ya están en marcha proyectos en los que, a través de los lentes de contacto, se proyectan imágenes directas a la retina.Este panorama, casi de ciencia ficción, que contó Bushnell, llamó la atención de los asistentes. Con mucho convencimiento, contó que en 10 ó 15 años habrá artículos que se controlen con el pensamiento, que las conexiones mentales serán una realidad y que, en menos dos años, la mayoría de los televisores tendrá funciones que se activen con gestos. La nanología aún tiene mucho por desarrollar.Todo será posible. Y como para que el auditorio se convenza de ello, dio un ejemplo: que hace tres años, el iPad no hubiera sido posible. Ahora, lo es porque los microprocesadores aumentaron su velocidad y redujeron su consumo de energía.Cuando se despidió, Nolan Bushnell agradeció a la gente. El auditorio entero lo ovacionó. Xavier Márquez, ese momento, ya estaba al pie del escenario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)