26 de December de 2010 00:00

Un sistema acaba con las bacterias hospitalarias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
California. Agencias

Científicos de la Universidad Strathclyde de Glasgow, en Escocia, han desarrollado un pionero sistema lumínico capaz de acabar con las bacterias hospitalarias más resistentes.

Entre ellas están las bacterias el Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM) o la Clostridium difficile.

Según publica dicha Universidad en un comunicado, el sistema descontamina el aire y las superficies expuestas a bacterias, bañándolas con un espectro de luz visible conocido como luz-HINS (de High Intensity Narrow Spectrum Light), que acaba con los patógenos.

La tecnología descontaminante fue descubierta y creada por un grupo de expertos, entre ellos, Scott MacGregor, John Anderson y Michelle Maclean y Gerry Woolsey.

En pruebas realizadas en el hospital Glasgow Royal Infirmary se ha demostrado ya que este sistema proporciona una reducción en la presencia de patógenos significativamente mayor que la que se consigue solo limpiando y desinfectando.

En algunos casos, el sistema eliminó hasta el 91% de los patógenos presentes en el lugar desinfectado con la luz-HINS, publican los investigadores.

Otra ventaja de esta tecnología es que no daña al ser humano.

Según Anderson: “la luz-HINS mata agentes patógenos pero es inofensiva para los pacientes y el personal hospitalario, lo que significa que, por vez primera, los hospitales podrán desinfectar de manera continua sus pabellones y habitaciones de aislamiento”.

El avance, por tanto, podría servir en un futuro para evitar la frecuente expansión y proliferación de bacterias en los centros sanitarios y, en consecuencia, para reducir la posibilidad de enfermar durante los ingresos, por culpa de dichas bacterias.

El sistema funciona usando un espectro de longitudes de onda en el rango de la luz visible que, al ser absorbido por las bacterias, excita las moléculas intracelulares presentes en estas.

Esta excitación, a su vez, induce la producción de especies reactivas de oxígeno que resultan letales para los agentes patógenos más resistentes, como la bacteria Pseudomonas aeruginosa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)