26 de January de 2014 00:01

Sus proyectos buscan sortear las discapacidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2

Logró arreglar la radio de su casa. Después de armarla y desarmarla durante cinco veces, en dos semanas, consiguió unir el cable que estaba suelto. Tenía 8 años y no conocía los desarmadores. Pero con la ayuda de cuchillos, clavos, alambres... el equipo volvió a sonar.

Él es Inti Condo, un estudiante de la carrera Desarrollo de Tecnología de la Universidad San Francisco de Quito. Es dueño de Runa Tech, un traje con sensores para personas con discapacidad visual.

Recuerda que cuando era niño, la única guía que tuvo para componer los objetos eléctricos que tenía a su alcance eran las clases escolares.

Pues al identificar la función de los imanes, que tienen un polo positivo y uno negativo asemejó esos datos en el dispositivo. "Me cogía la corriente, pero no importaba", dice, mientras fija la mirada en una de las tres pantallas de su computadora como si los recuerdos estuvieran escritos allí.

Él pertenece a la comunidad Puruhá de Chimborazo y a través de una beca se educa en esta universidad ubicada en Cumbayá.

Esta semana indicó los cinco proyectos que ha elaborado durante su carrera.

Todos tienen una particularidad: el quichua es parte de los nombres y son aplicaciones para personas con discapacidad. Wishtu Sound, Cyber Cuy, Condor Android, Quichua Gamer y Runa Tech.

[[OBJECT]]

Precisamente este último es su proyecto de titulación y está dirigido a las personas no videntes. El traje, elaborado con tela licra, similar a un overol, contiene sensores. Condo afirma que mientras el usuario esté con la prenda, los sensores estarán encendidos y a medida que camine, estos enviaran una alerta de activación al sistema de vibración para que el obs­táculo sea evadido.

Las personas con discapacidad deben aprender a interpretar las señales que el traje emite a través de los sensores. Pues una vibración sensible no representa una cercanía absoluta de un objeto. En cambio, una que es fuerte sí representa un peligro en el camino.

Una vibración continua es un peligro potencial. Esto puede ser una pared a una distancia de 60 centímetros.

Pesa unas 5 libras y tiene una especie de mochila en la parte posterior. Allí van las baterías y se desprenden los conectores de los sensores, a través de lo que serían las tiras del bolso y que se sujetan a los hombros. Estos equipos están colocados en la cabeza, brazos, rodillas y pies (ver infografía).

El desarrollo se basó en software libre y utiliza tecnología que imita a los murciélagos.

Este animal emite un sonido de baja frecuencia que rebota si se acerca a un obstáculo.

De esta manera se guía para no chocar en la noche.

Los no videntes utilizan un bastón para guiarse. Sin embargo, este objeto únicamente detecta los obstáculos del piso y las personas son propensas a sufrir golpes de ramas y materiales elevados que sobresalen desde las casas.

Las personas que padecen este problema y que fueron consultadas durante la investigación dicen que el traje ayudaría a llevar su vida de mejor manera. Además, el color de la prenda es negro y sirve para alertar a las personas de la calle que el portador es un invidente.

USD 5 070 fue el monto del proyecto financiado por Condo, gracias a su trabajo en una empresa privada que desarrolla tecnología. Él aspira a que este prototipo se replique y cambie la forma de vida de más de 38 735 personas con discapacidad visual a escala nacional.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Discapacidades, en las provincias del Guayas, Manabí y Pichincha se concentra el mayor número de personas con esta deficiencia en el Ecuador.

Por ello, Condo ha liberado su producto y dice que la ciencia debe estar al servicio de las personas que la necesitan y si una persona desea mejorar el traje lo puede hacer.

Él recalca que le cuesta mucho dinero al Estado formar un profesional y por eso no es suficiente con que los graduados consigan un trabajo.

Está convencido de que se debe elaborar proyectos para mejorar la calidad de vida de los más necesitados.

Por ello, sus otros cuatro proyectos se enfocan en las personas con discapacidad auditiva, al caminar, etc.

Quichua Gamer, por ejemplo, es una silla de juegos. Este proyecto tecnológico fue desarrollada con conceptos de vivencia indígena, inspirada en la cultura Manteña (Manabí) pero contemporánea.

Es como una gran cola que termina en tres pantallas. Allí existen tres monitores que procesan el contenido multimedia desde la computadora central que maneja los datos.

En contexto
Inti Rumiñahui Condo ha participado en las ediciones del Campus Party, un evento de tecnología que reúne a los desarrolladores web. Allí una empresa privada captó su trabajo, que le sirvió para financiar su proyecto enfocado en las personas no videntes.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)