29 de January de 2014 00:01

La Nube, la caja fuerte de sus claves

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La contraseña es para todo. Para revisar un correo, navegar en una red social, conocer el estado bancario o simplemente desbloquear el celular, se necesita una contraseña.

¿Cómo se pueden administrar tantas claves y evitar robos? Lo primero que debe considerar, aunque no es nuevo, es que la clave debe ser creativa: mezclar números, letras, caracteres... Jaime Guañuna, consultor técnico de GMS en Ecuador, señala que una de las mejores opciones es anotar las contraseñas de manera cifrada.

Es decir, si una de las claves es ABC, puede anotar BCD, con eso sabrá que debe recorrer una letra del alfabeto. "Esto se realiza por si en algún momento alguna persona llega a conocer sus datos", dice ­Guañuna. Esta es una buena opción cuando se tiene anotada la información en una libreta de escritorio.

Mauricio Paredes maneja a diario cinco claves. Las tres primeras son de su trabajo y las otras son de sus cuentas personales. "Lo más difícil de recordar son las claves de la oficina, ya que tienen muchos caracteres. Mientras que en las otras cuentas utilizo las mismas claves para no olvidarme".

El peligro de utilizar la misma contraseña en todos los sitios recae en que si un 'hacker' o una persona que quiera obtener información oficial personal y privada, al adivinar la contraseña de una cuenta tendrá acceso a todas las demás.

La mayoría de los expertos coincide en que uno de los pasos más importantes para salvaguardar la seguridad de la computadora personal o de oficina es cerciorarse de que sean seguras. Por eso, David Emm, investigador regional sénior de Kaspersky Lab en el Reino Unido, menciona que la gente necesita darse cuenta de que las contraseñas son la clave de identidad en línea, por eso cada información debe tener un acceso diferente.

Recuerde que la contraseña más segura debe ser siempre la del correo electrónico, ya que a través de este sistema se transfiere mucha información personal y es la base de todas las otras cuentas de usuario.

Guañuna recomienda además anotar las contraseñas en un blog de notas comprimido en un archivo como WinZip. "Esta opción es muy útil, ya que las personas solamente deberán recordar una clave".

Este archivo puede enviarlo a su cuenta de correo electrónico o colocarlo en un repositorio de la Nube, como Dropbox. También puede guardar el documento en una memoria USB.

"Hay que tomar en cuenta que este tipo de almacenamiento es vulnerable, ya que el dispositivo puede infectarse con algún virus malicioso", dice el técnico ecuatoriano.

En la actualidad, los servicios se tramitan por la Internet ya que son fáciles, rápidos y evita que las personas realicen largas filas. Como por ejemplo, en la página web del Municipio de Quito, los usuarios pueden declarar en línea la patente y en el portal del Servicio de Rentas Internas (SRI) se realizan las declaraciones tributarias.

Pero los servicios en línea no solo están destinados para este tipo de trámites, sino también en los establecimientos educativos. En estos sitios, los estudiantes pueden revisar sus notas y tomar clases en línea.

Para realizar estos procedimientos, lo único que se necesita es una cuenta de correo electrónico y una clave personal. Para no olvidar sus credenciales de acceso, Mauricio las anotó en un papel. "Eso me duró dos semanas, porque la agenda se extravió y sufrí un 'hackeo' en mis cuentas de Facebook y YouTube".

Cuando los internautas tienen más de 20 contraseñas, lo recomendable es utilizar programas especializados de seguridad. Hay gratuitos y pagados. El costo de estos programas es de USD 20 anual.

Estos se encargan de generar contraseñas, no hace falta que el usuario cambie periódicamente las claves ya que se manejan de forma aleatoria.

La ventaja de estos programas es que tienen una protección desde el momento en que el usuario ingresa su clave, el programa realiza un bloqueo de teclado y de contraseña para que otra persona no pueda observar lo que está escribiendo.

Darío Vera es ingeniero en sistemas y al día maneja 30 claves. Él utiliza un gestor denominado KeePassX. Este sistema le permite ordenar su información mediante una interfaz segura y fácil de usar.

"El programa me permite crear grupos de todas mis cuentas, por ejemplo del trabajo, la casa, páginas favoritas y programas frecuentes".

Este gestor permite conocer el nivel de seguridad en cada una de las contraseñas que se crearon. Con esto se priorizan las cuentas más relevantes.

Guañuna indica que las versiones gratuitas de estos programas tienen un límite de almacenamiento entre 20 y 50 contraseñas. Pero si se requiere más almacenamiento se debe pagar un monto.

Las personas pueden tener diferentes tipos de claves, una para cada cosa que manejan. Es decir, frases de acuerdo con cada actividad, por ejemplo: 'En mi casa mi esposa siempre me prepara la comida', en este caso se pueden utilizar las primeras letras de cada palabra combinadas con caracteres especiales, indica el técnico de GMS.

Sin embargo, Kaspersky Lab, informó que durante el 2013 se detectaron 11,7 millones de ataques 'malware' a jugadores 'online' de todo el mundo.

Según el estudio, los ataques llegaron a 34 000 al día, y se realizaron con el fin de obtener datos personales del usuario, como contraseñas de acceso a juegos o datos bancarios, ya que muchos de los jugadores 'online' introducen este tipo de información al darse de alta en el juego para poder comprar objetos o monedas virtuales.

No olvide

Utilice gestores de claves para almacenar sus credenciales, como por ejemplo PassPack o KeePassX.

No anote sus contraseñas en un papel que esté al alcance de otras personas. Lo ideal es que codifique la información.

Cree una clave con un nivel de seguridad adecuado, escogiendo números, y letras. Preferiblemente entre 8 y 14 caracteres.

11,7 millones de ataques 'malware' a jugadores 'online' se registraron en el 2013.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)