27 de June de 2010 00:00

El ser humano moderno heredó el 4% del adn del neanderthal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La revista Science publicó una investigación en la cual se revela que los seres humanos modernos heredaron un 4% del ADN de los neandertales.

El ADN es la sustancia química donde se almacenan las instrucciones que dirigen el desarrollo de un organismo.De acuerdo con el informe científico, la especie humana extinta de origen europeo, los neandertales, y los Homo sapiens modernos, de origen africano, tuvieron descendencia.

El trabajo realizado por un grupo internacional de investigadores muestra, además, que el flujo genético entre ambas se extendió después, desde Oriente Medio, hacia el resto del planeta, a excepción de los africanos subsaharianos. Estos son los únicos que no tienen un pequeño porcentaje de ADN neanderthal que tiene el resto de la humanidad: entre un 1 y un 4%.

Según el diario español El Mundo, este es uno de los resultados de la investigación del 60% del genoma de los Homo neanderthalensis, cuyos últimos individuos desaparecieron hace menos 28 000 años.

Se estima que desaparecieron posiblemente en el sur de la Península Ibérica, después de habitar en Eurasia cerca de unos 270 000 años.

La otra es que solo hay 83 genes que nos diferencian de los desaparecidos, en los que estaría la clave del éxito evolutivo de nuestra especie.

Hasta ahora no había pruebas concluyentes que indicaran que ambas especies habían tenido descendencia.

En el ADN mitocondrial, que transmiten las mujeres, no había rastro de un posible cruce, pero había una teoría, defendida por algunos investigadores, que apostaba por esta posibilidad en Eurasia. Es la hipótesis de la multirregionalidad: en cada lugar, los humanos modernos habrían terminado absorbiendo genéticamente a otros humanos locales más primitivos.

La otra defendía que el 100% de los humanos actuales proceden de África y no hubo ningún tipo de flujo genético con otras especies de Homo que entonces habitaban la Tierra.

Este trabajo científico fue posible gracias al hallazgo de secuencias genéticas en fósiles de neandertales de cuatro yacimientos europeos y desmiente ambas posibilidades.

La fuente principal fue situado en Vindija (Croacia), pero también ha sido fundamental la participación de los fósiles de la cueva El Sidrón, en Asturias.

Para poder comparar los datos dentro de un marco evolutivo, los investigadores utilizaron el genoma del chimpancé y el de cinco individuos actuales (un sudafricano de la étnica san, un yoruba africano, un chino, un francés y otro de Papúa-Nueva Guinea).

Fue así como se comprobó que todos los sapiens modernos tienen entre un 1 y un 4% de material genético procedente de los neandertales, a excepción de los africanos. La explicación más lógica es que ambas especies se cruzaron y tuvieron descendencia cuando los sapiens ya habían salido de África, hace 80 000 años, pero aún no se habían extendido por el resto del globo.

De hecho, a Europa no llegaron hasta hace 40 000 años. Allí también estaban los neandertales, pero no hay constancia de que volvieran a cruzarse.

La investigación revela que de los 83 genes que nos diferencian, algunos son importantes porque sus mutaciones están relacionadas con el autismo, el síndrome de Down y la esquizofrenia. Otros tienen que ver con cambios en la estructura ósea, sobre todo, del cráneo, la clavícula y el tórax.

Los neandertales, que se extinguieron hace 30 000 años por razones desconocidas, han sido tema desde hace tiempo de una intensa especulación.

Son la población más cercana en el registro fósil a los humanos anatómicamente modernos, aunque son distintos en términos de estructura física.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)