15 de August de 2010 00:00

Galileo competirá con el liderazgo del sistema gps

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Su nombre es Galileo y su tecnología, desarrollada en Europa, promete mejorar la precisión del sistema GPS, nacido en EE.UU.

Según la revista Scientif American promete una precisión de localización de 1 metro, en lugar de los hasta 12 metros de exactitud de la tecnología GPS.Europa espera que Galileo elimine la dependencia actual que tiene el mundo con el sistema de navegación de Estados Unidos.

Carmen Zambrano, especialista en tecnologías digitales, advierte que Galileo ofrecerá garantías a los usuarios.

Con el sistema GPS no hay compromiso de responsabilidad en la calidad y continuidad del servicio.

Eso significa que no se puede reclamar a nadie en el caso de que exista un error en la señal.

Además, esta tecnología tiene problemas de cobertura en regiones apartadas o de elevada altitud. El mayor problema es que quienes emplean la norma GPS no reciben información de posibles fallas del sistema.

Eso significa que la posición obtenida por el GPS puede tener errores de kilómetros y el usuario lo desconoce.

Zambrano dice que para evaluar la calidad de un sistema de posicionamiento se toman en cuenta varios parámetros.Uno de ellos es la disponibilidad, es decir, que el usuario siempre cuente con el servicio otorgado por cuatro satélites a la vista del receptor.

El servicio también debe garantizar continuidad.

Eso significa que no sufra interrupciones y la veracidad de la información que entrega la tecnología. Galileo fue creado para cubrir estas debilidades, presentes en la tecnología GPS.

El diario Le Monde advierte que el proyecto Galileo no busca desplazar a esta y otras tecnologías de posicionamiento global. Es una iniciativa impulsada en Europa con el fin de desarrollar un sistema global de navegación por satélite de uso civil, que sirva para independizar a Europa de los otros dos sistemas GPS y Glonass.

Galileo ha obligado a Estados Unidos a invertir en una nueva red de satélites de navegación.

Los nuevos satélites ofrecerán una navegación mejorada a los usuarios tanto civiles como militares. Tendrá una gran resistencia a las interferencias no previstas y un margen de error de solo 1 metro, igual que el sistema Galileo. El pasado mes de junio, la compañía Boeing lanzó el satélite GPS II-F, el primer satélite de una nueva generación de vehículos de posicionamiento y navegación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Esta tecnología proveerá señales de navegación dos veces más precisas que sus antecesores, gracias, principalmente, al reloj atómico que tienen los vehículos. Los actuales satélites GPS poseen cuatro relojes atómicos a bordo. Por medio de la triangulación de señales de tiempo emitidas desde órbita, los receptores GPS en tierra pueden localizar su ubicación con exactitud.

Según la página electrónica de la NASA, los satélites de posicionamiento global pueden equivocarse, ya que están expuestos a “diminutas inestabilidades en los relojes en órbita”.

Estas pueden producir errores de varios metros en las mediciones de un receptor GPS.

Estas equivocaciones se podrían reducir a una fracción de 1 metro si se fabricaran relojes más pequeños. De esta manera, se colocarían más de ellos en cada satélite para mejorar su estabilidad. Los científicos de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) esperan que se diseñen satélites GPS alrededor de otros planetas.

Un sofisticado sistema de Posición Geográfica Marciano podría guiar a los exploradores -tanto robots como seres humanos- por la superficie marciana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)