9 de April de 2014 00:03

Facebook, Twitter y Skype atraen a más personas de la tercera edad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Usaba lápiz y papel. María Isabel Puga escribía cartas y esperaba largas horas en la desaparecida Casa de Correos y Telégrafos de Quito. Ahora, allí funcionan las oficinas de la Vicepresidencia de la República. Desde ese lugar enviaba mensajes a sus hijos, que emigraron hace 22 años a Estados Unidos.

Cada 15 días, durante 10 años, Puga remitía correspondencia a sus familiares y recibía de ellos noticias y el avance de sus proyectos en el exterior.

Hoy, después de 22 años, Facebook y Skype le permiten a Puga ver y hablar todos los días, a las 20:00, con sus hijos Cecilia, Alexandra, Washington y Fredy, quienes viven en Orange County, California.

Puga tiene 74 años. En el 2013 se inscribió en los cursos para el manejo de nuevas tecnologías para adultos mayores que ofrece gratuitamente 60 y Piquito, desde mayo del 2013.

Ahí aprendió, junto con otras 160 personas de la tercera edad, a manejar el computador y a usara las redes sociales. Según Héctor Sandoval, coor­dinador del programa 60 y Piquito de la Zona Quitumbe, la enseñanza del uso de las redes sociales se inició con la intención de brindar a los adultos mayores nuevas herramientas de comunicación. En el 2013 participaron 50 personas en los cursos, actualmente cada trimestre inscriben a 200.

Gladys Ortiz tuvo que esperar 73 años para aprender a manejar un computador. Trabajó por 40 años como contadora del Departamento de Emisión del Banco Central. Recuerda que en 1974 realizaba informes administrativos con máquinas de escribir y papel calca, para enviar estos documentos a Guayaquil por la desaparecida Casa de los Correos.

Hoy tiene un perfil en Facebook donde descarga sus fotos familiares y chatea con sus nietos, hermanos y amigos. Eso lo hace siempre. A Ortiz, utilizar las redes sociales le permite contactarse con su hijo Pablo Sáenz, que vive hace tres años en España. Antes pagaba USD 70 mensuales de teléfono para comunicarse al exterior. Ahora habla y ve a Pablo usando Skype mediante el servicio de videollamadas gratuitas.

El año anterior, Ortiz se inscribió en la Universidad del Adulto Mayor (UAM), un espacio creado para "garantizar la inclusión de este grupo de personas a la sociedad", según César Hermida, coordinador académico de la institución.

Este centro de formación fue creado en el 2013, en coordinación con la Universidad de Cuenca. Funciona en el Colegio Thomas Jefferson (en el norte de Quito). El año pasado asistieron 80 adultos mayores al módulo de Comunicación Electrónica, para aprender el manejo de las plataformas digitales como Facebook, Twitter, Instagram y Skype.

En Quito y Cuenca son alrededor de 800 personas mayores de 65 años las que han aprendido a manejar un computador y el uso de las redes sociales. Según Hermida, para este año se espera brindar la enseñanza a 1 600 personas.

Según los dartos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), en el 2013 el 3,3% de personas de entre 65 y 74 años del país usaban Internet. En el 2012 esta cifra apenas alcanzaba el 0,7 %.

Un estudio del Centro de Investigaciones Pew reveló que a finales del 2013 los adultos mayores de 65 años formaban el grupo etario que más creció en el uso de redes sociales.

Según el ente, el 71% de los internautas tiene un perfil en Facebook, un 4% más que a finales de 2012. Este incremento se debe únicamente al ingreso a la Red de personas que sobrepasan los 65 años de edad.

Ángel Venegas es experto en desarrollo humano e intervención del adulto mayor. Vive en Estados Unidos y estuvo en Quito para realizar investigaciones y dar clases en la Universidad de las Américas (UDLA). Allí dijo que en ese país el uso de las redes sociales en personas mayores de 65 ha crecido el 10% en el último año. Es decir, han convertido a esta actividad en su 'hobby' favorito.

Para Venegas es común que los adultos mayores en Ecuador recién se estén insertando en las nuevas herramientas tecnológicas. Y habla de beneficios: mejora la autoestima, facilita la actividad y el bienestar psicológico y fomenta la creatividad y el ejercicio de la mente.

César Herrera tiene 75 años. A él le cuesta un poco retener la información, manejar el mouse y escribir en el teclado del computador. Pese a sus dificultades, desde el año pasado utiliza Facebook. Lo hace una hora diaria en las mañanas y chatea con su hermana Guadalupe Herrera, que vive en Canadá hace 40 años. Utiliza la computadora de sus hijos y nietos, quienes le han ayudado a usar la Red para que pueda distraerse y comunicarse. Esta actividad también ha fortalecido su capacidad cognitiva.

El INEC indica que en Ecuador hay 1 229 089 adultos mayores. Para 2025 se calcuara que esta población crecerá a 2 235 000, igual que crecerán sus necesidades de conocimiento. En ese sentido, Vanegas manifiesta que el uso de las redes sociales debe ser guiado a los adultos mayores desde el círcu­- lo familiar. Según el especialista, este sería un primer paso para que el término complejidad en ellos se transforme en "utilidad y dejen de ser dependientes en la sociedad actual".

  • No olvide:

En EE.UU. El 45% de adultos mayores utiliza Facebook para comunicarse y chatear con sus familiares.

La U. del  Adulto Mayor está en la av. Abdón Calderón N1-47 y Antigua vía a Conocoto. Fono: 234 0183.

60 y Piquito  Quitumbe está en la avenida La Ecuatoriana e Ignacio Lecumberry. Para más datos, al teléfono 365 3405.

  • Las cifras:

3,3% de 1 229 089 adultos ­mayores del Ecuador ­­ utiliza la ­Internet.

150 personas de 65 años en Quito se graduaron en computación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)