25 de July de 2010 00:00

El éxito de la saga iphone se opaca con la última versión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Tecnología

‘El teléfono iPhone 4 es el Windows Vista de Microsoft”. Esa fue la comparación que escogió Kevin Turner, jefe de Operaciones en Microsoft, para referirse al último teléfono lanzado por la compañía Apple.

El sistema operativo Windows Vista es considerada la plataforma menos exitosa de Microsoft y, según Turner, la última versión de la saga iPhone también lo es.

Para rematar dijo: “Una de las cosas de las que estoy seguro es que los usuarios podrán utilizar nuestro teléfono con el sistema Windows Phone 7 sin preocuparse de cómo sujetarlo”.

Con estas palabras se refirió a los problemas de recepción de la señal que tiene el último miembro de la familia iPhone.

El teléfono, según la revista PCNews, muestra de forma incorrecta dos barras más de potencia de señal de las que debería reflejar. De este modo, la persona cree que está en una zona con mucha cobertura cuando en realidad no es así.

Apple explicó, en un comunicado difundido en Internet, que en la pantalla del nuevo iPhone aparecen cuatro barras, cuando deberían salir solo dos.

Cuando el usuario sostiene el teléfono de una determinada manera (tapando la esquina inferior izquierda, donde se sitúa la antena) se produce un descenso de varias barras.

Lo que ocurre, según Apple, es que se encuentra en una zona de baja señal, pero no podía saberse antes porque el teléfono, erróneamente, estaba diciendo lo contrario. Luis Corrales, PhD en Bioingeniería y profesor de la Escuela Politécnica Nacional, dice que las barras de señal que aparecen en la pantalla de los celulares, en general, son un método para medir la señal.

Corrales explica que si el usuario sitúa el dedo donde están las antenas del iPhone, el dedo puede hacer las veces de antena e interferir la señal celular.

“Nosotros hemos comprobado esto en los laboratorios. A veces topamos los equipos de medición de señal con nuestras manos y aparece una onda electromagnética. Eso quiere decir que nuestros cuerpos hacen de antena”. Apple integró un sistema en el que se aprovecha la banda exterior del teléfono para integrar las antenas. De este modo, pudo diseñar un equipo más compacto. Para Ramiro Espinosa, ingeniero en telecomunicaciones, la pérdida de señal depende también de la cobertura de la operadora de telefonía móvil.

Apple, dijo, anunció que el problema se podría corregir con la actualización del software del equipo, porque no pierde cobertura, sino que hace un cálculo erróneo para mostrar las barras de nivel de señal.

Espinosa advierte, además, que lo más importante del sistema de recepción/transmisión son las antenas y su diseño.

Estas deben estar diseñadas de acuerdo a la frecuencia de operación. Por ejemplo, una antena para sintonizar televisión VHF no es la misma que para sintonizar TV UHF y en telefonía móvil ocurre algo similar.

A mayor frecuencia menor es el tamaño de la antena de recepción/transmisión y viceversa.

Debido a estos problemas, Apple enfrenta un momento duro. Tiene varias demandas judiciales, entre ellas, la presentada en forma conjunta por dos bufetes de abogados, Ward & Ward, PLLC y Charles A. Gilman.

Apple también generó polémica entre algunas empresas fabricantes de teléfonos inteligentes (‘smartphones’).

En una conferencia, Apple utilizó un Blackberry para demostrar que el iPhone 4 no es el único que pierde señal cuando se lo toma de cierta manera. Research in Motion, fabricante del Blackberry, reaccionó al asegurar que han diseñado con éxito productos durante más de 20 años. “Hemos evitado diseños como el de iPhone 4. Apple se equivocó”.

Sobre el  problema

El iPhone 3G y  el 3GS también daban ese problema. Sin embargo,  los compradores  de ese modelo se llevaba una fundita para guardar el teléfono  y  quedó anulado el problema  que surge cuando se agarra mal el aparato.

La réplica

Jim Balsillie, co presidente de la firma  Reasearch In Motion (RIM) dijo que: “los clientes de esta empresa  no necesitan una funda para mantener la cobertura apropiada de su  teléfono BlackBerry.

Las reacciones

Según el diario español  El País, Steve Jobs dijo que los teléfonos   Blackberry, HTC y  Samsung también tienen el mismo problema. Estos  fabricantes no tardaron en responder las acusaciones.

 

La empresa Apple  gastará  USD 175 millones en fundas, que se repartirán sin ningún costo,   para intentar solucionar las  fallas en la antena de su  iPhone 4.     

 

Hace dos semanas, la revista estadounidense Consumer Report s no recomendaba la compra del iPhone 4 y aconsejaba a los usuarios que adquirieran    una funda para atenuar el fallo del teléfono.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)