13 de April de 2014 00:03

Aplicaciones y dispositivos monitorean el ritmo cardíaco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0

Las herramientas tecnológicas permiten monitorear, en cualquier momento, los signos de salud, en especial el ritmo cardíaco. Solamente se necesita de un dispositivo inteligente y de un conjunto de innovadoras aplicaciones móviles.

Instant Heart Rate, por ejemplo, es una 'app' que utiliza la cámara del teléfono para calcular los latidos por minuto del corazón. Esto mediante un análisis de la saturación de oxígeno de la sangre.

¿Cómo lo hace? Los usuarios colocan el dedo de las manos unos segundos frente a la cámara y la aplicación detectará y emitirá los resultados, con base en el cambio de color en la piel.

Otra opción es Runtastic Heart Rate Monitor & Pulse Tracker PRO. Esta 'app' revisa el ritmo cardíaco en cualquier momento por medio del sensor de la cámara del 'smartphone'. Filtra las mediciones mediante parámetros como la frecuencia cardíaca máxima.

Los datos pueden ser revisados por los usuarios mediante un gráfico de progreso. Además, esta herramienta emite recordatorios para que las personas tomen su pulso durante el día. Los resultados obtenidos pueden compartirse en redes sociales, como Facebook, Twitter, Google+… Matilde Rosales es relacionista pública y tiene 40 años. Desde hace dos meses utiliza Runtastic Heart Monitor para monitorear su condición física y su salud. Ella descargó la aplicación, ya que su entrenador personal le recomendó que midiera su ritmo cardíaco cada vez que realice ejercicio. "Así me doy cuenta qué días he trabajado más", dice Rosales. Cada vez que ella acude al gimnasio su entrenador revisa los datos y le da recomendaciones.

Otra 'app' para registrar la condición física es Heart Scan, que convierte su iPhone o iPod Touch en un monitor de frecuencia cardíaca. Lo único que debe hacer es colocar la parte inferior del dispositivo móvil en el pectoral izquierdo. Utilizar el micrófono para poder escuchar los latidos.

Si se encuentra en un lugar con ruido, puede ajustar la sensibilidad del micrófono para que el dispositivo capture mejor el sonido. Los resultados se visualizan en una gráfica. Incluso los usuarios pueden exportar la imagen del álbum de fotos para mostrársela al médico. También hay dispositivos que ayudan a monitorear la salud. Uno de ellos es el nuevo Galaxy S5, que fue presentado el martes pasado en Quito. El dispositivo proporciona un seguimiento de la rutina a través de Fitness Tracker.

El sensor está situado en la parte posterior del dispositivo, debajo de la cámara y cerca del flash LED, el cual se enciende para poder medir las pulsaciones y registrarlas en el sistema.

Además, los relojes inteligentes de Samsung, como el Gear y el Gear 2, tienen instructores personales en tiempo real, para que los usuarios puedan desarrollar una rutina de ejercicio.

Paúl Valencia, experto en aplicaciones y director de Neahia Solutions, dice que no todos los dispositivos y aplicaciones son precisos en la información que arrojan. Las 'apps' que se basan en la cámara de fotos o el micrófono, por ejemplo, tienen un 70% de confiabilidad. En cambio, las que tienen un sensor, en un dispositivo separado como los relojes, arrojan datos más confiables.

No Olvide

Las aplicaciones móviles y los dispositivos no pueden sustituir a los médicos.

Heart Beat Rate utiliza la cámara del 'smartphone' como un ­monitor de frecuencia cardíaca.

Las 'apps'  registran los datos del ritmo cardíaco a través de un análisis de imagen que rastrea el flujo de sangre en tiempo real de cada usuario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)