13 de febrero de 2017 11:26

Técnicas ancestrales ayudan a conservar mejor las semillas

Las técnicas de conservación han permitido la creación de un pequeño banco de semillas en Caluquí, Otavalo. Foto: Cortesía Senescyt

Las técnicas de conservación han permitido la creación de un pequeño banco de semillas en Caluquí, Otavalo. Foto: Cortesía Senescyt

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Tendencias
F - Contenido Intercultural

Diversas técnicas ancestrales que han sido utilizadas por los indígenas ecuatorianos para la conservación de los recursos naturales mantienen su vigencia, y no obstante el pase de los años, su utilidad está ayudando a diferentes comunidades en el país.

Es el caso de Roberto Tocagón, campesino de la comuna Caluquí, en Otavalo, provincia de Imbabura.


Desde hace 20 años, él ha logrado mantener más de 120 cultivos gracias a que las semillas utilizadas son conservadas mediante la aplicación de técnicas ancestrales.


El proceso comienza con la selección de las semillas, que deben ser separadas de acuerdo con su color, tamaño y variedad. Tras este primer paso, estas son almacenadas en vasijas para evitar su posible deshidratación por la exposición al ambiente.


Las vasijas son colocadas posteriormente al humo de una hoguera conformada por hojas de romero, laurel, ají, eucalipto y estiércol seco de ganado, lo que además ayuda a ahuyentar los insectos.

Desde hace 20 años, Roberto Tocagón ha logrado mantener más de 120 cultivos gracias a que las semillas utilizadas son conservadas mediante la aplicación de técnicas ancestrales.
 Foto: Cortesía Senescyt

Desde hace 20 años, Roberto Tocagón ha logrado mantener más de 120 cultivos gracias a que las semillas utilizadas son conservadas mediante la aplicación de técnicas ancestrales.
 Foto: Cortesía Senescyt


Las semillas de papa, melloco, oca y mashua, sin embargo, reciben otro tratamiento. Estas son colocadas en hoyos, en la base de los cuales se ha ubicado previamente cal y ortiga. Esto ayuda a que conserven sus propiedades.


“Todo el esfuerzo y paciencia de la agricultura orgánica es para la defensa y recuperación de la pacha mama”, asevera Tocagón.


El empleo de este tipo de técnicas le han permitido a 
Tocagón formar un banco de semillas andinas, en el que conserva cerca de 50 especies diversas, entre semillas agrícolas y forestales.


Debido a la implementación de los saberes ancestrales a la siembra, la cosecha y la conservación de la agricultura en general, Tocagón fue galardonado por la Fundación Heifer, una organización no gubernamental ecuatoriana dedicada al impulso del desarrollo rural, en el concurso Cultivainnovación en octubre de 2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)