24 de febrero de 2017 00:00

Dos obras para las artes escénicas, en Guayaquil

En esta casa trabajará la Fundación de Artes Escénicas Albert Paulsen.

En esta casa trabajará la Fundación de Artes Escénicas Albert Paulsen. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García
Redactor (I)

En un solar donde funcionaba un taller mecánico, en la zona rosa de la ciudad, el Municipio de Guayaquil construye un teatro en un área de 306 metros cuadrados, y con una inversión de USD 378 921.

La construcción será ofrecida en comodato a la compañía local Muégano Teatro, confirmó Wilfrido Matamoros, gerente de la Fundación Guayaquil Siglo XX, a cargo de las obras municipales de regeneración urbana. Los trabajos comenzaron en noviembre, tienen un avance del 30% y está previsto que estén en abril.

Un segundo espacio está siendo acondicionado en la casa patrimonial Pintado de Las Peñas, que será para la Fundación Albert Paulsen, dedicada a la formación actoral en la técnica Meisner. La inversión municipal es de USD 223 508 y el avance, del 50%.

El actor Santiago Roldós, director de Muégano, contó que la idea nació en 2010, tras una exposición sobre los edificios del arquitecto italiano Francesco Maccaferri, parte del patrimonio arquitectónico moderno de Guayaquil. La propuesta que se presentó a la Municipalidad fue rescatar edificios de valor patrimonial.

“El grupo recibía el edificio en comodato y le devolvía a la ciudad actividad. En nuestro caso, terminaron proponiéndonos levantar un edificio nuevo. La idea es buscar la autosustentabilidad, con un modelo como el de Bogotá o de Buenos Aires, donde la ­empresa privada o los municipios se implican para incentivar el trabajo”.

El proyecto se inscribe también en el programa de reactivación del centro. El nuevo Teatro Experimental estará ubicado en la calle Tomás Martínez, entre Rocafuerte y Panamá, que fue intervenida con un proyecto de regeneración para priorizar el uso peatonal. La entrada y la taquilla estarán en la parte trasera, sobre el callejón Magallanes.

La obra, de una sola planta, contará con un salón principal de 144 metros cuadrados, camerinos y un salón de uso múltiple. Roldós indicó que entre abril y mayo está previsto el lanzamiento del espacio y que se mudarán al teatro hasta mediados de año.

Mientras tanto, la compañía seguirá funcionando en la casa que ocupa desde el 2014, en el sur de Guayaquil. Los trabajos de Bárbara Aranda y Estefanía Rodríguez, ‘Across de una versus’ y ‘Ulrike Newton John en busca de la militancia perdida’, prevén funciones en El Altillo, y en La Fabrika.

El Teatro Experimental de la zona rosa funcionará como un centro de investigación y ­producción escénica, un
labo­­ra­torio para talleristas y una sala de teatro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)