10 de agosto de 2016 21:49

El teatro revive el Primer Grito de Independencia en Carondelet

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Política

El "alma" de Eugenio Espejo, representada por Gabriel Ponce, despierta la curiosidad en las primeras 45 personas que ingresan al Palacio de Carondelet. Este miércoles 10 de agosto de 2016, el grupo de teatro Ecuador entre luces y sombras es el encargado de revivir las emociones de los visitantes al cumplirse los 207 años del Primer Grito de Independencia.

Desde las 12:30 cientos de personas hicieron fila en el pretil de la calle Espejo para obtener uno de los 1 500 tickets que emitió la Presidencia, y así ingresar a los recorridos teatralizados. Una hora más tarde los pases se terminaron. Aunque la Dirección de Gestión Cultural planificó que cada diez minutos entraran grupos de 30 personas, el protocolo cambió por la masiva afluencia de la ciudadanía.

Cerca de las 15:00 inició la representación del proceso de independencia en la entrada principal de Carondelet. Ahí Espejo, también conocido como el precursor de la independencia, habla sobre los ideales de libertad plasmados en el diario Primicias de la Cultura de Quito y de sus encuentros con los próceres de la gesta libertaria.

Los visitantes suben las gradas y se detienen frente al estandarte. Son recibidos por los personajes de marques de Miraflores Hugo Pérez, su esposa y Juan Pío Montúfar, presidente de la Junta Suprema. Ellos escenifican el conocido complot de Navidad de 1808, donde Montúfar incentiva a su hijo a continuar con los ideales de libertad.

Enseguida aparece Rosa Montúfar, hija del marqués de Selva Alegre. Ella representa la conexión entre los hechos de 1808 y el proceso de independencia que lidera su padre. Por eso, es conocida como la "traidora de la patria".

La tercera escena lleva a los espectadores a la casa de Manuela Cañizares en el Salón de Sesiones de Gabinete. Ahí se consolida la Primera Junta de Gobierno, el 9 de agosto de 1809. Para Cristina Reinoso, quien personifica a Manuela Cañizares, esta obra significa viajar a través del tiempo y considera que es importante por la conciencia que genera en la gente.

Más tarde, Antonio Ante dirige a los participantes al Salón de Banquetes para observar la masacre quiteña. El capitán Barrantes y el coronel Aredonde lideran la matanza en contra los ciudadanos que se oponen al conde Luis de Castilla. Además se destaca la muerte del ciudadano Manuel Rodríguez de Quiroga y la firma de la primera Constitución el 15 febrero 1812.

Por último, en el Salón Amarillo la criolla María Ontaneda representa el enfrentamiento de las tropas españolas en contra de las mujeres quiteñas. El general Toribio Montes ordena la matanza de las mujeres para evitar el ingreso de los españoles por el Panecillo. La obra de teatro termina con la muerte de Carlos Montúfar.

Después del recorrido la mayoría los visitantes felicitaron a los actores y actrices. Para Nancy Sola, espectadora, este tipo de obras transmiten emociones de alegría y tristeza. Ella resalta el profesionalismo del grupo de teatro Ecuador entre luces y sombras, conformado por 30 integrantes.

La ciudadanía también puede observar la exposición Visualidades libertarias en uno de los salones del Palacio. Ahí el Ministerio de Cultura y la Presidencia ubicaron artículos históricos como la primera Constitución, las actas de independencia y los cuadros artísticos del Primer Grito de Independencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)