20 de enero de 2015 11:57

Tatuajes en los ojos, una moda que crece cada día

Tatuarse los ojos puede causar ceguera, según la Asociación Americana de Optometría. Foto: planetacurioso.com

Tatuarse los ojos puede causar ceguera, según la Asociación Americana de Optometría. Foto: planetacurioso.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 17
Contento 1
Redacción Elcomercio.com

El mundo de los tatuajes cada vez es más extravagante, pero el 'Eyeball Tattoo' llega al extremo ya que este tipo de decoración facial podrían provocar - en ciertos casos- ceguera total. La técnica que empezó a usarse hace una década logra que el globo ocular (la parte blanca del ojo) adquiera cualquier color ya sea azul, verde, rojo e incluso negro.

Según el portal de la BBC, el médico y filósofo griego Galeno ya escribió sobre el teñido de iris en el año 150 d.C., sin embargo, el tatuador australiano que se hace llamar Luna Cobra ha sido uno de los primeros en experimentar con el teñido total del ojo desde hace hace diez años, y  en adelante la práctica ha seguido creciendo.

Lejos de querer que sus clientes parecieran seres extraños, Luna Cobra pretendía replicar a los personajes de ojos totalmente azules de la película de ciencia ficción de culto 'Dune', del director David Lynch, señala en una entrevista para la BBC.

Luna Cobra contó "un viejo amigo me mostró una fotografía suya modificada con Photoshop en la que se le veían los ojos azules como los de 'Dune'. Y le dije: 'Creo que eso se puede hacer realidad'". Al día siguiente, tomó una jeringa y practicó con tres voluntarios.

Jason Barnum tiene media cara y parte de la cabeza tatuada a modo de calavera. Foto: Facebook.com

Jason Barnum tiene media cara y parte de la cabeza tatuada a modo de calavera. Foto: Facebook.com


La técnica de este tatuador, que ha sido modificada con los años, incluye la inyección de pigmento directamente en el globo ocular, de manera que este queda bajo la delgada membrana que cubre el ojo, llamada conjuntiva.

Una inyección tiene una dosis de tinta para cubrir una cuarta parte del ojo, por ello se requiere de varios pinchazos para teñir por completo el globo ocular. El artista ha tatuado los ojos de cientos de personas, en azul, verde, rojo o negro, desde Singapur a Londres, según el portal.

La Asociación Americana de Optometría condena esta práctica, y señala que hay riesgo de infección, inflamación e incluso ceguera. La preocupación de los médicos se incrementa junto con sus adeptos y ya se está debatiendo sobre una posible prohibición de los tatuajes oculares en varios estados de EE.UU.​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)