30 de enero de 2016 00:16

Una tabla para moldear el cuerpo

Algunos de los movimientos que caracterizan a las artes marciales también forman parte del programa de entrenamiento In-Trinity. Son movimientos que requieren de fuerza. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Algunos de los movimientos que caracterizan a las artes marciales también forman parte del programa de entrenamiento In-Trinity. Son movimientos que requieren de fuerza. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Paola Gavilanes
Redactora (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Del creador del Spinning y el Kranking llega al país el In-Trinity, el nuevo ‘boom’ del fitness en los Estados Unidos. Se trata de una plataforma inclinada en la que se realiza una serie de ejercicios que activan todos los músculos del cuerpo mediante movimientos derivados del yoga, del pilates y las artes marciales.

En una visita al país, el estadounidense Johnny Goldberg, creador y conocido como ‘gurú’ del fitness, contó que su nuevo programa es producto de una inspiración que le llegó durante un viaje a Brasil.

Allí, sobre un cúmulo de hierbas, en inclinación, probó distintos movimientos. Cuando llegó a casa tomó un banco y sobre este realizó una serie ejercicios.

Después de varias pruebas finalmente llevó los ejercicios a la plataforma sobre la cual se gana fuerza, equilibrio y flexibilidad, coordinación y agilidad.

Y ahora, después de cuatro meses -desde su lanzamiento-, decenas de personas practican In-Trinity en Estados Unidos y Europa.

En Ecuador a este programa se lo conoce desde hace pocas semanas, cuando este ‘gurú’ del fitness llegó al país para certificar a más profesores.

La certificación es importante, según la ‘máster instructorJanine Mongardini, para evitar que los alumnos se lesionen en la práctica por la mala ejecución de un gesto deportivo.

La técnica sirve para alcanzar resultados en un mediano plazo, pero sobre todo, para evitar molestias en la espalda o en las rodillas.

TABLA 1

Algunos ejercicios de la técnica de Johnny Goldberg. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO


Sobre la plataforma se realizan abdominales, flexiones de pecho, sentadillas. La lista de movimientos es infinita. Pero además de ganar estado físico, la práctica del In-Trinity ayuda a “encontrarse con uno mismo”. Por esa razón es considerado un sistema que trabaja la ‘Energy In’.

Para la ejecución de los movimientos sobre la plataforma se requiere de concentración, paciencia y constancia. Por eso es importante el tipo de música que escucha.

A diferencia de otros sistemas de entrenamiento en los que se requiere de ritmos efusivos, en el In-Trinity se necesitan canciones que relajen.

Ese estado de calma, acompañado de la constancia, le permitirá realizar movimientos desafiantes, los mismos que ayudan a tonificar cada músculo del cuerpo y lo hacen de una forma más rápida -después de que se aprende la técnica-, pues se requiere de más esfuerzo para trabajar sobre la plataforma.

TABLA 2

Algunos de los ejercicios se derivan del yoga, un arte. Foto Diego Pallero/EL COMERCIO


A pesar de la exigencia de algunos ejercicios, el programa está diseñado para hombres y mujeres de cualquier edad ya que los instructores trabajan por módulos y avanzan al ritmo de los alumnos.

Además, Mongardini cuenta que todos los movimientos son adaptables, es decir que se acoplan al nivel de cada practicante, sin forzarlo.

El In-Trinity también es ideal para personas que le huyen a los deportes de contacto, ya que no ejerce impacto sobre los músculos y las articulaciones, como sucede cuando se corre o se levanta peso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)