21 de julio de 2017 00:00

Suzanne Lacy regresó a Quito para grabar una videoinstalación

Suzanne Lacy (centro) durante la planificación del rodaje de la videoinstalación.

Suzanne Lacy (centro) durante la planificación del rodaje de la videoinstalación. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Gabriel Flores
Redactor (I)

Con la videoinstalación que se filmará desde este viernes 21 de julio de 2017, en el ruedo de la Plaza Belmonte, la artista estadounidense Suzanne Lacy suma un nuevo capítulo a ‘De tu puño y letra’, la práctica artística comunitaria (‘public art’) que comenzó, en la ciudad, hace cuatro años.

El proyecto arrancó, en el 2014, con la realización de talleres orientados a propiciar cambios en la visión de los hombres sobre la violencia de género y continuó, en el 2015, con un performance en el que 700 hombres hicieron una lectura pública de cartas de mujeres, documentos que contaban historias de violencia.

Para la grabación de esta videoinstalación, que será parte de la muestra retrospectiva sobre el trabajo de Lacy que está preparando el San Francisco Museum of Modern Art, se ha convocado a 60 hombres, la mayoría actores no profesionales, para que lean las cartas en español y en inglés.

Andrés Miño será uno de los hombres que participará en esta videoinstalación. Él ha sido parte de los talleres y de la lectura pública de cartas. Desde que se involucró en este ‘pulic art’, su percepción sobre la violencia hacia las mujeres ha cambiado de forma radical.

“Antes -dice- este era un problema que asumía como ajeno. Ahora es parte de mi cotidianidad. Este proceso me ha dado herramientas para hablar de la violencia de género con mi familia y con mis amigos”. La carta que más impactó a Miño la leyó en uno de los talleres del 2014. En esta misiva una mujer contaba la historia de cómo, día tras día, sufría violencia física y sicológica.

Para Lacy, esta una de las prácticas artísticas comunitarias más importantes que ha realizado durante los últimos años. Destaca el grado en el que la gente de la ciudad se ha involucrado en el proyecto, un espacio que también ha servido para pensar sobre las nuevas masculinidades y cómo estas pueden ayudar a que los hombres entablen una relación sin violencia con su pareja, su madre o sus amigas.

Para el montaje de esta videoinstalación, que también se exhibirá en Madrid y Oslo, se colocarán, de forma circular, cinco pantallas de dos metros de alto y un metro de ancho. En las imágenes que se proyectarán aparecerán, en diferentes secuencias, hombres que leerán las cartas frente a la cámara. El sonido que escucharán los visitantes estará matizado por el ambiente natural de la Plaza Belmonte y la banda sonora que Bruno Louchouarn creó para este proyecto.

A esta videoinstalación se suma la filmación del documental de Coco Laso en el que se recoge el punto de vista de siete hombres que han participado en todo el proceso, desde los talleres hasta la videoinstalación. Lacy cuenta que el objetivo de esta pieza audiovisual es conocer cómo ha cambiado el comportamiento de estos hombres en relación a la violencia contra las mujeres.

Una de las personas que ha seguido de cerca el trabajo de Lacy, durante las últimas décadas, es Dominic Willsdon, curador del Museo de Arte Moderno de San Francisco. Él sostiene que hay temas recurrentes que esta artista ha trabajado desde la década de los 70 y uno de ellos es la violencia.

Como curador lo que más le atrajo de ‘De tu puño y letra’ es que muestra la faceta más refinada del trabajo de Lacy. “Una de las cosas importantes de este proyecto es que Suzanne ha logrado involucrar a toda una ciudad, incluyendo instituciones públicas, para reflexionar sobre un problema específico. En sus obras siempre hay un momento pedagógico y otro más artístico. Esto hace que sus propuestas tengan un carácter cinemático”.

Lo que activó esta práctica artística comunitaria fueron las 10 mil cartas que mujeres ecuatorianas, de todo el país, escribieron como parte del proyecto Cartas de Mujeres impulsado por el Municipio de Quito y ONU Mujeres. Lo que vio Lacy en estas misivas fue la petición, sin respuesta, de miles de mujeres.

Otro de los hechos que propició la creación de este ‘public art’ fue que Lacy se enteró de un dato que todavía le causa escalofríos. Según la Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género contra las Mujeres, seis de cada 10 mujeres que viven en el país han vivido algún tipo de violencia de género, en diferentes etapas de su vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)