25 de septiembre de 2015 10:25

La superluna del 27 de septiembre alcanzará en Ecuador su punto cumbre a las 21:45

Imagen referencial. El fenómeno tendrá una duración de una hora de 21:15 hasta las 22:15 y alcanzará su punto máximo a las 21:45. Foto: Wikicommons.

Imagen referencial. El fenómeno tendrá una duración de una hora de 21:15 hasta las 22:15 y alcanzará su punto máximo a las 21:45. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 16
Contento 81
Gabriela Vivanco
Redactora (I)

El espectáculo de la superluna que ocurrirá la noche del 27 de septiembre se podrá apreciar desde todo el Ecuador. Esto si las condiciones meteorológicas lo permiten y, de acuerdo a cómo se han presentado las últimas noches, serán favorables. Así lo indica Jairo Armijos del Observatorio Astronómico de Quito.

Mientras que el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) pronostica para esa noche, en Quito, un cielo "con poca nubosidad"; aunque la tarde del domingo habrá un ligero incremento de nubes.

El fenómeno tendrá una duración de una hora de 21:15 hasta las 22:15 y alcanzará su punto máximo a las 21:45.  Armijos señala que el fenómeno se podrá observar sin necesidades de ningún instrumento adicional, aunque un telescopio o binoculares servirán para apreciar con mayor detalle el espectáculo.

Este será el segundo eclipse de Luna del año, pero tiene un componente especial. En esta ocasión, el satélite coincide “con la distancia mínima con la Tierra”, por lo que –dice Armijos- se lo podrá ver hasta un 14% más grande y hasta un 30% más brillante. Habrá que esperar 18 años para que un suceso de similares condiciones se repita.

Habrá que esperar hasta 2033 para que un suceso de similares condiciones se repita. Foto: Archivo.

Habrá que esperar hasta 2033 para que un suceso de similares condiciones se repita. Foto: Archivo.

El eclipse total de Luna ocurre cuando el satélite, la Tierra y el Sol se alinean perfectamente, entonces la Luna estará cubierta de la sombra del planeta. “La Luna desaparecerá de nuestra vista, privada de los rayos solares y reaparecerá teñida de rojo, por eso se le llama luna de sangre”, explica Pascal Descamps en un artículo de la agencia de noticias internacionales AFP. El satélite adquiere un color rojizo porque mientras los demás rayos del espectro de luz se refractan en la atmósfera , es decir, la atraviesan; los de tonalidad roja se reflejan, se desvían e ilumninan al satélite.

Como para todo fenómeno astronómico, se recomienda presenciarlo en lugares alejados de la ciudad para que la contaminación lumínica no interfiera. Pero, aun en medio de la ciudad, se verá perfectamente.

El experto agrega que el eclipse ocurrirá con un ángulo de 60% sobre el horizonte. Es decir, podrá ser visible incluso desde edificios altos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (53)
No (3)