6 de octubre de 2017 15:42

Cabeza con brazo levantado, de Bacon, supera los USD 14 millones en Londres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Una importante obra de Francis Bacon, Cabeza con brazo levantado, fue subastada hoy (6 de octubre de 2017) en Christie's en Londres por 11,4 millones de libras (USD 14,8 millones), como parte de una puja dedicada al Arte de la Postguerra y Contemporáneo.

El citado cuadro pintado en 1955 por el artista anglo-irlandés de estilo figurativo se exhibió por última vez en 1962, en la Galería Cívica de Arte Moderno de Turín (Italia).

La obra, cargada de una gran tensión e introspección, forma parte de un grupo de nueve pinturas del entonces papa Pío XII y hoy partía como uno de los platos fuertes de la venta, que formaba parte de la Feria artística Frieze.

Ese óleo encierra la gran pregunta que atormentó a Bacon durante toda su carrera: cómo pintar la figura humana en la era de la fotografía, según explicó Francis Outred, de Christies.

Durante la subasta de hoy no halló comprador, en cambio, otra de las grandes obras maestras de Bacon, el Estudio del Papa Rojo, inspirada en la obra maestra de Velázquez Retrato del Papa Inocencio X.

Esa obra, uno de los cuadros más relevantes del siglo pasado, fue creado en 1971 y no fue expuesto al público durante casi 45 años.

El 26 de octubre de 1971, el Grand Palais de París inauguró una retrospectiva sobre la obra del artista nacido en Dublín, entonces conocido como el gran pintor vivo británico.

Entre las piezas exhibidas allí figuró esa icónica obra, en la que Bacon aunó sus dos grandes obsesiones: un extraño encuentro figurativo entre el pontífice Inocencio X y George Dyer, quien fuera su amante y fuente de inspiración, al contraponer los rostros de ambos de manera espectral.

El precio estimado rondaba los 60 millones de libras (unos 67,5 millones de euros), si bien ningún pujante logró aproximarse a esa cifra, según explicó a EFE una portavoz de Christies.

Pese a que hoy se pusieron a la venta grandes obras maestras, Christies retiró a última hora el Sin título (Naranja y Amarillo), de Mark Rothko, que formaba parte de una selección de piezas de la colección personal del artista barcelonés Antoni Tpies (1923-2012).

Otras de las obras que pertenecieron al pintor español ya se subastaron el pasado día 3, mientras que el resto se rematará en una serie de ventas de Arte Impresionista y Moderno en febrero de 2018.

Entre lo más destacado, sí se vendió el Adiós a la bahía de Nápoles, de Howard Hodgkin (1932-2017), que encontró nuevo propietario por 1,6 millones de libras (USD 2 millones), una suma que superó el precio de salida, que oscilaba entre las 400 000 y las 600 000 libras (entre los USD 528 000 y los 792 000).

Por su parte, A Case for an Angel I (1989), de Antony Gormley (1950), otro de los trabajos que más expectación generó, llegó a los 5,2 millones de libras (USD 6,7 millones de dólares), "un récord para el artista en una subasta mundial", según la citada portavoz.

El magnético Cráneo rojo, que el artista estadounidense Jean-Michel Basquiat (1960-1988) pintó en 1982, logró otra cifra astronómica, al venderse por 16,5 millones de libras (USD 21,5 millones).

La pieza supone un ejemplo clásico del estilo experimental y frenético de Basquiat.

En otra puja similar celebrada el pasado día 3, Christies remató la escultura de Giacometti Homme (Apollon), realizada en 1929, que se vendió por 3,5 millones de libras (USD 4,6 millones), y también encontró comprador el Picasso Le coq saigné.

Ese óleo sobre contrachapado que el malagueño ejecutó en 1947 fue vendido finalmente por 848 750 libras (USD 1,1 millones), menos de su precio estimado -entre 2,2 y 2,8 millones de libras (USD 2,9 a 3,6 millones)-.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)