7 de julio de 2017 18:15

Spiderman es un superhéroe que se niega a envejecer

El más joven en debutar en el cine como el superhéroe arácnido es Tom Holland, un actor británico que, con 19 años durante el rodaje de ‘Capitán América: guerra civil’, tenía que interpretar a un adolescente de secundaria con superpoderes y vuelve a hacer

El más joven en debutar en el cine como el superhéroe arácnido es Tom Holland, un actor británico que, con 19 años durante el rodaje de ‘Capitán América: guerra civil’, tenía que interpretar a un adolescente de secundaria con superpoderes y vuelve a hacerlo ahora en ‘Spiderman Homecoming’. Foto: Facebook / Spider-Man

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fernando Criollo

Desde que los superhéroes del cómic dieron el salto a la pantalla grande hay actores que han pasado una importante etapa de sus carreras interpretando a un héroe de acción. Después de 17 años y nueve filmes como Wolverine, el australiano Hugh Jackman colgó las garras y se despidió del personaje con ‘Logan’. Robert Downey Jr. también ha insinuado su intención de retirarse del universo Marvel, un año antes del estreno de ‘Vengadores: la guerra del infinito’, la novena película en la que aparecerá como Tony Stark, el hombre detrás de Iron Man. Y es que a diferencia de los personajes en el cómic, el tiempo no perdona a los actores.

Pero, por otro lado, también hay personajes que han necesitado de más de un actor para conservar la apariencia juvenil del personaje que sugiere el cómic y sobrevivir en la industria cinematográfica. Ese es el caso de Spiderman, que en los últimos 15 años ha estrenado tres sagas con distintos intérpretes.

El más joven en debutar en el cine como el superhéroe arácnido es Tom Holland, un actor británico que, con 19 años durante el rodaje de ‘Capitán América: guerra civil’, tenía que interpretar a un adolescente de secundaria con superpoderes y vuelve a hacerlo ahora en ‘Spiderman Homecoming’. La cinta dirigida por Jon Watts marca el regreso del personaje al universo cinematográfico Marvel, donde un joven Peter Parker debe demostrar su valía como superhéroe al enfrentarse al Buitre, al mismo tiempo que debe lidiar con los problemas típicos de la adolescencia.

Hacerse pasar por un adolescente fue más complejo para Andrew Garfield. El actor californiano vistió el traje del ‘Sorprendente Hombre Araña’ por dos ocasiones, en una saga que se reinició en el 2012, cuando tenía 29 años. En la saga que duró solo dos entregas, se ahondó en la historia de los padres desaparecidos de Peter Parker, que en un intento por descubrir la verdad es mordido por una araña modificada genéticamente que le transfiere ciertas características. Convertido en Spiderman, se enfrenta primero a Lagarto y luego a Electro, el Duende Verde y Rhino, mientras trata de salvar una complicada relación con Gwen Stacy (Emma Stone).

Pero la responsabilidad que conlleva interpretar al Hombre Araña recayó por primera vez en este nuevo siglo en Tobey Maguire, cuando debutó en ‘Spiderman’ (2002). Enamorado de su vecina Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) y enfrentado a villanos como el Duende Verde, el Dr. Octopus, Sandman y Venom, la trilogía dirigida por Sam Raimi exploró la vulnerabilidad de Peter y su alter ego. Aislado del resto de personajes de Marvel –por la cesión de derechos de este personaje a Sony- el aire juvenil que alcanzó a imprimirle el actor, que se inició en la franquicia a sus 26 años, duró cinco años y tres películas. Tiempo tras el cual Sony decidió dar por finalizada la saga, para darle la oportunidad a Garfield.

Tres sagas en las que los esfuerzos de los realizadores se ha concentrado en tratar de mantener –al menos en apariencia- la eterna juventud de la que goza el personaje en el cómic. Pero mientras cada nuevo actor arma un retrato rejuvenecido, la esencia del personaje corre el riesgo de perder brillo en la reiteración, como si le ocurriera lo mismo que a Dorian Gray, en la novela del irlandés

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)