29 de agosto de 2014 00:00

El ‘speed dating’ es una opción para encontrar pareja

Las parejas son citadas en bares de la ciudad de Quito. Ahí comparten una velada de tertulia con otras personas solteras interesadas en conocer gente. Foto: Vicente Costales/ El Comercio.

Las parejas son citadas en bares de la ciudad de Quito. Ahí comparten una velada de tertulia con otras personas solteras interesadas en conocer gente. Foto: Vicente Costales/ El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 13
Contento 3
Redacción Sociedad 
sociedad@elcomercio.com

La cita dura sólo siete minutos, pero puede cambiar el rumbo de los involucrados. Dos desconocidos se sientan uno frente a otro en la mesa de un bar y esperan el sonido de una campana. Es la señal de que pueden comenzar a charlar.

Los temas son recurrentes: trabajo, hobbies, preferencias musicales. Aunque los silencios incómodos son inevitables. Ambos se apresuran por sacar un tema de conversación hasta que suena la campana, la señal de que se terminó el tiempo.

Los hombres rotan y empieza nuevamente el ritual conocido como ‘speed dating’ o ‘té de amigos’. Es una opción para solteros que llegó en el 2003 al Ecuador.

La idea se importó de Estados Unidos donde las ‘multicitas’ son muy comunes. Se originaron en los círculos judíos de ese país, para que los solteros de esa comunidad se conozcan. Ahora son tan famosas que han pasado de la vida real a la pantalla grande y chica.

Diego, ecuatoriano de 29 años, pensó que solo eran parte de la ficción. Pero vio un anuncio en Facebook y se interesó. Luego, navegando por la web, encontró el sitio de Weekends Out, donde le solicitaron sus datos personales, como su número de cédula, su título universitario, el lugar donde trabaja y su estado civil. También una fotografía para poder acceder a la inscripción.

En su primera cita a ciegas se sintió nervioso, con miedo. Quería que la conversación fluyera. Luego de los acercamientos iniciales fue soltándose. Ahora lo hace con fluidez.

Al inicio de cada sesión se realizan algunos ejercicios para incentivar a las personas a sentirse más relajadas. Con preguntas generales y actividades dirigidas por la motivadora, los asistentes empiezan a tener una idea de las inclinaciones de cada uno antes de empezar con la dinámica.

Marianela asistió al encuentro acompañada de una de sus amigas. A esta abogada, de 32 años, la posibilidad de conocer otras personas en un ambiente distinto la atrajo. Desde que leyó la descripción del evento sabía que debía estar preparada para salir de su ‘zona de confort’.

Lo mismo sucedió con Andrea, quien llegó a Quito hace pocos días. “Conocí a más de 10 personas en menos de media hora”, dice emocionada la joven de Loja. Después del encuentro, empezó a tener contacto con varias de las personas que conoció en las citas.

El trabajo, los estudios y las diversas ocupaciones influyen en las relaciones de pareja. Muchos se quedan solos porque les falta tiempo para formar una pareja. Es por esto que creen que la ayuda de un tercero es necesaria para empezar una relación.

Aunque para Diego, la duración de cada cita no es suficiente para conocer a fondo a las personas. Las citas rápidas establecen un tiempo de siete minutos para “palpar las vibraciones” del otro y establecer si hay una química inicial. Eso es un aspecto clave.

Además, en un principio, cada asistente recibe un papel con la lista de todos los integrantes, si al final del evento ambos escribieron un “sí” junto al nombre del otro, se les envía un correo con los datos de ambos, para que esos siete minutos se hagan horas.

Este fue el caso de Gioconda y Mauricio quienes se conocieron el 2013 en una de las multicitas y seis meses más tarde, contrajeron matrimonio. Juan y Érica también empezaron su relación a través de este mecanismo; en el 2012 se casaron y actualmente tienen un hijo.

Los encuentros se realizan en las salas de diferentes bares de Quito con un costo de USD 15 y están divididos en dos grupos. El primero va de 22 a 35 años y el segundo de 35 en adelante. Además se realizan otras actividades como desayunos, cenas y viajes a destinos cercanos. Y se promueven las visitas a hogares de ancianos y acciones sociales.

En Internet también existen varias opciones para que los solteros se conozcan. Aunque no es algo tan nuevo, cada día hay más adeptos a este tipo de 'citas'. Por ejemplo, Match.com, uno de los portales para encontrar pareja, funciona en 24 países y reúne a más de 30 millones de solteros.

El portal Citas Ecuador también ofrece la promesa de conocer a gente en cualquier ciudad del país y en el menor tiempo posible a través de su servicio de chat.

Según datos del INEC, en el Ecuador hay 3 960 653 personas solteras. De ellas, unas 24 000 están incritas en Match.com, 200 en Conectingsingles.com y otras 7 500 en el de Weekends Out.

La búsqueda de pareja, através de los sitios especializados se realiza en función del perfil que cada usuario ingresa. A veces, esto puede generar desencantos, porque las personas no son lo que dijeron ser.

A los portales web y a las citas rápidas se suman los viajes al Caribe, los paquetes turísticos y las fiestas en el extranjero como opciones ‘cupido’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)