14 de febrero de 2017 00:00

El spa en pareja refresca la relación

Especialistas utilizan aceites esenciales de diversos aromas para relajar a los participantes durante  la sesión.

Especialistas utilizan aceites esenciales de diversos aromas para relajar a los participantes durante la sesión. Foto: Ingimage

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Cada vez son más las parejas de novios y de esposos que encuentran en el spa una alternativa diferente para disfrutar de un momento sereno, pero divertido, alejado de la cotidianidad.

Esa preferencia surge, según la terapista psicosomática Gloria Paz, porque ese servicio (masajes, limpiezas faciales), además de relajar los músculos, libera endorfinas y distrae la mente. También ofrece un espacio de comunicación e intimidad, sin necesidad de que los cuerpos se encuentren por completo.

Dentro de los paquetes que se comercializan por este San Valentín, los especialistas exfolian pies, manos y rostro. Luego invitan a las parejas a disfrutar de un chapuzón en el jacuzzi. Por lo tanto, el mayor contacto que existe entre la pareja dentro de ese escenario es un estrechón de manos o un cruce de miradas durante todo el tratamiento.

La terapia dura entre 45 minutos y tres horas, dependiendo del centro de servicios. Los tratamientos suelen­ desarrollarse en medio de música ambiental y murmullos de los participantes.

La experiencia es satisfactoria y enriquecedora. Por esa razón Paz motiva a las parejas a dejar de lado los tabúes y adentrarse en ese tipo actividades. Según el psicólogo Esteban Rodríguez, estos encuentros están diseñados para que la pareja salga de la monotonía, el principal ‘enemigo’ de las relaciones.

Mucha gente piensa que el spa en pareja es solo para esposos, pero la verdad es que pueden venir parejas de novios o de enamorados, porque es un espacio que permite redescubrirse y conocer más al ser amado”, contó Paz.

Espacios como esos, según los especialistas, fortalecen la relación de pareja porque están lejos de distracciones que bloquean la comunicación y las muestras de afecto.

Uno de los elementos que se debe considerar antes de elegir la terapia es el tipo de procedimiento que se hará. Una recomendación es elegir alternativas consensuadas que sean nuevas para los dos. La imposición de una determinada actividad, de acuerdo con Rodríguez, podría generar conflictos.

Lo ideal, cuenta Paz, es establecer una actividad diferente por lo menos una vez al mes. La selección de horarios y actividades deben considerarse entre los dos, “así evitamos que las posterguen”, dice. Aunque, de vez en cuando, las sorpresas también funcionan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)