5 de febrero de 2015 18:28

Sony releva a la jefa de su estudio de cine tras el escandaloso ciberataque

Amy Pascal, de 56 años, abandona su puesto al mando de Sony Pictures Entertainmente (SPE) en mutuo acuerdo con la empresa. Foto: AFP

Amy Pascal, de 56 años, abandona su puesto al mando de Sony Pictures Entertainmente (SPE) en mutuo acuerdo con la empresa. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Los Ángeles

Sony Pictures Entertainment (SPE) anunció hoy (5 de febrero de 2015) el cese de uno de sus máximos estandartes, Amy Pascal, ejecutiva al frente del negocio cinematográfico de este estudio, que recientemente sufrió el peor ciberataque de la historia de Hollywood.

Oficialmente, la baja de la veterana Pascal, de 56 años, tiene lugar de mutuo acuerdo y con el fin de que la directiva pueda perseguir uno de sus sueños, tener su propia productora, sin embargo las circunstancias que rodean su adiós apuntan a una decisión forzada por el escandaloso pirateo.

Pascal, actualmente copresidenta de SPE y presidenta de la división de cine Motion Picture Group, será relevada en mayo y hasta entonces trabajará para facilitar la transición en la jefatura.

La relación contractual de Pascal con Sony finalizaba en marzo y se optó por la no renovación sin que el estudio hubiera encontrado un sustituto, aunque se especula que Douglas Belgard, presidente de Columbia Pictures, podría ocupar el cargo.

Sin Pascal, Michael Lynton, copresidente de SPE y consejero delegado, acaparará más poder en la compañía a la que aún seguirá ligada la ejecutiva.

En un comunicado interno y una posterior nota de prensa, Lynton informó a los empleados de que su "socia durante muchos años" (Pascal) operará una productora financiada por Sony y radicada en la sede del estudio de cine, en Culver City (Los Ángeles, EE.UU.). SPE firmó un convenio de 4 años para costear los proyectos de Pascal y distribuir sus películas.

"Michael y yo hemos estado hablando sobre esta transición desde hace bastante tiempo y estoy agradecida por darme la oportunidad de perseguir mi sueño y proveerme con apoyo sin igual", dijo Pascal en un comunicado que en el que explicó que sentía que era el momento "adecuado" para dar el paso.

La decisión contó también con el respaldo del japonés Kazuo Hirai, presidente y consejero delegado de Sony Corporation, empresa propietaria del estudio, quien le agradeció los servicios prestados.

En ningún momento Sony hizo hoy mención al ciberataque, ni siquiera para defender la gestión de Pascal al frente de la crisis y evitar así que su salida pudiera percibirse como una consecuencia de la acción de los hackers, cuyas filtraciones pusieron en evidencia a la dirección de la compañía y, en especial, a la copresidenta.

En noviembre unos piratas informáticos que se hacían llamar Guardians of Peace se metieron en la red de Sony y extrajeron datos personales y financieros de más de 3 800 empleados de la empresa, así como de trabajadores que ya no estaban en plantilla.

La filtración incluyó cinco películas nuevas ('Fury', 'Mr. Turner', 'Still Alice', 'Annie' y 'To Write Love On Her Arms') y numerosos correos electrónicos en los que se criticaba a estrellas de Hollywood como Angelina Jolie y Adam Sandler y otros en los que Pascal hacía comentarios racistas sobre los gustos cinematográficos del presidente de EE.UU., Barack Obama.

La "broma" de carácter privado de la ejecutiva le costó duras críticas en la industria, como la de la creadora de las series 'Scandal' y 'Grey's Anatomy', Shonda Rhimes, por lo que Pascal terminó pidiendo disculpas públicamente y recurriendo al reverendo Al Sharpton, referente de la comunidad afroamericana, para reparar el daño.

El ataque a Sony, según se supo después, estuvo orquestado desde Corea del Norte como represalia por la realización de la comedia 'The Interview', un filme que se burla del líder norcoreano Kim Jong-un y expone un plan para asesinarlo.

Las amenazas de los hackers llevaron a que Sony cancelara su estreno previsto para el 25 de diciembre, algo que no agradó a la Casa Blanca, si bien el estudio terminó por retractarse y permitir el debut de 'The Interview' en 300 salas de cine de EE.UU.

Sony cerró así 2014, un año tumultuoso en el que según datos de Box Office Mojo, la cuota de mercado cinematográfico del estudio fue de un 12,6 %, por debajo de Fox, Disney y Warner y uno de sus niveles más bajos desde 2002.

Sin embargo, la cifra fue mejor que la de 2013 (un 11,1%), que fue el peor resultado en ocho años. En marzo de 2014, la empresa puso en marcha un plan de ajuste para reducir costes que implicó el despido de más de 200 empleados.

Amy Pascal entró a trabajar para Sony cuando el estudio adquirió Columbia Pictures en 1989 y, tras una ausencia de dos años para incorporarse a Turner Pictures, regresó a la compañía japonesa como presidenta de Columbia Pictures (1996). Desde 2006 ocupaba el cargo de copresidenta de SPE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)