18 de octubre de 2016 21:49

Los sombreros de paja toquilla son los que más ofertan los vendedores ambulantes fuera del Hábitat III

Los vendedores ambulantes fuera de Hábitat III ofertan los sombreros de paja toquilla a los asistentes al evento de la ONU. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

Los vendedores ambulantes fuera de Hábitat III ofertan los sombreros de paja toquilla a los asistentes al evento de la ONU. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Isabel Alarcón
(I)
Logo de Habitat III

Aguas, gaseosas, sánduches, helados y hasta paraguas se ofrecen en los alrededores de las conferencias de las Naciones Unidas Hábitat III. Los vendedores ambulantes han aprovechado este evento para exhibir sus productos a los visitantes locales y extranjeros.

La mañana de este martes 18 de octubre del 2016, las ventas se ubicaron en la fila para ingresar a la Casa de la Cultura y en los exteriores de la Asamblea Nacional. Algunos vendedores aprovecharon para difundir las características de los sombreros de paja toquilla.

Una de estas vendedoras, ubicada en la puerta de salida de la Asamblea, dice que decidió poner a la venta los sombreros para mostrar a los extranjeros la calidad del producto ecuatoriano. Hoy sus ingresos mejoraron y fueron mayores en comparación al lunes, comenta. Varios de los asistentes a las conferencias salían y se probaban los sombreros, cuyo precio es de USD 6.

Los vendedores ambulantes recorren las calles peatonizadas, cerca a la Casa de la Cultura Ecuatoriana, para exhibir los sombreros de paja toquilla a los asistentes extranjeros que llegan a la Cumbre mundial. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

Los vendedores ambulantes recorren las calles peatonizadas, cerca a la Casa de la Cultura Ecuatoriana, para exhibir los sombreros de paja toquilla a los asistentes extranjeros que llegan a la Cumbre mundial. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

En los interiores del parque El Ejido, también es común observar a los vendedores de sombreros de paja toquilla. Para Carlos Cárdenas, de Colombia, es positivo que se venda este tipo de artículos en un evento internacional, debido a la convocatoria de cientos de habitantes de todo el mundo.

El panorama no es el mismo para los comerciantes que se ubican normalmente en el interior del parque, sus ventas no han mejorado con la realización del Hábitat III. Las vendedoras de hamacas y de prendas de vestir tradicionales que se ubican en la feria de El Ejido, cuentan que no han tenido ventas durante estos días. “Los visitantes no pasan por aquí y cuando lo hacen, no compran”, se lamentan.

Ellas tenían la esperanza de que el evento de las Naciones Unidas les ayude a difundir sus productos y esperan que se promocione más la feria que se ubica en el parque desde las 09:00 hasta las 18:00.

Lo mismo ocurre con las vendedoras de comida que normalmente trabajan en el parque. Doña Carmita relata que son muy pocos los que se acercan a comprar sus jugos de frutas. Ella tuvo que mover su puesto, ya que estaba en la zona que actualmente es utilizada para las actividades del Hábitat III. Ha tratado de colocar sus bebidas en una bandeja para que su hija los lleve hasta la fila, pero dice que no le han permitido.

Los puestos ambulantes de comida y bebida no han tenido acogida por parte de los visitantes, durante los eventos de Hábitat III en Quito. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

Los puestos ambulantes de comida y bebida no han tenido acogida por parte de los visitantes, durante los eventos de Hábitat III en Quito. Foto: Isabel Alarcón/ EL COMERCIO

Antes de que inicie el Hábitat, invirtió en la compra de nuevos uniformes y el Distrito Metropolitano pintó sus puestos para que luzcan mejor, pero esta iniciativa no ha contribuido para aumentar las ventas. Su compañero, quien vende llapingachos y fritada, señala que al lugar no llegan clientes y también espera que se promocione más su espacio, para que los extranjeros puedan probar sus platillos. Ellos están en sus puestos desde las 08:00 hasta las 16:00.

El Ejido todavía es un espacio para artistas callejeros, quienes realizaron un acto de comedia esta mañana frente a estos locales. Para algunos foráneos que se acercaron de curiosos a observar que sucedía, este hecho fue un atractivo. Para acceder a este parque, al igual que a la Asamblea Nacional, no se necesita acreditación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)