11 de mayo de 2018 19:06

Perdió su oreja y médicos cultivaron una en su brazo para trasplantársela 

La soldado Shamika Burrage recibió el primer trasplante de este tipo realizado en un hospital militar. Foto: US Army.

La soldado Shamika Burrage recibió el primer trasplante de este tipo realizado en un hospital militar. Foto: US Army.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 11
Contento 7
Infobae - Red de Noticias Albavisión

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace dos años la soldado Shamika Burrage estuvo a punto de morir en un accidente automovilístico en Texas. Cuando se despertó lo recordaba; le pareció increíble haber sobrevivido. Notó entonces que, aunque había tenido mucha suerte, no estaba entera: había perdido por completo la oreja izquierda.

Ahora acaba de recuperarla. Lo hizo por medio de un procedimiento que los médicos del Centro Médico Militar William Beaumont, de El Paso, llamaron "el primero de su clase": la reconstrucción de una oreja que fue "cultivada bajo la piel de su antebrazo derecho" con su propio cartílago, tomado de sus costillas, según el comunicado del Ejército.

El procedimiento, del cual la joven de 21 años se recupera en este momento, es una de las reconstrucciones más complicadas que se ha realizado en los Estados Unidos, dado que implicó la formación de nuevos vasos sanguíneos en el cartílago. Burrage volverá a tener sensaciones en la oreja una vez que su rehabilitación se complete.

La técnica se llama superposición libre prelaminada en antebrazo, explicó el jefe de cirugía plástica del centro Beaumont, teniente coronel Owen Johnson III. "El objetivo es que cuando todo haya terminado- la oreja- tenga buen aspecto, sea sensible y en cinco años nadie se dé cuenta", en alusión a las marcas de la cirugía que habrán de desaparecer.

Para ayudar a completar el proceso, son necesarias otras dos intervenciones. Pero Burrage está decidida a hacerlas. "Al comienzo iba a aceptar una prótesis, para evitar más cicatrización, pero en realidad quería una oreja". Así se convirtió en la primera beneficiaria de esta técnica en el ejército, y una de las pocas en el mundo.

Antes que en ella se aplicó en Sherrie Walter, una mujer que había perdido una oreja por el cáncer, y recibió una cultivada en su brazo en 2012, en el Hospital Johns Hopkins en Baltimore. Y en 2016 un paciente identificado sólo como Ji, quien había sufrido una lesión, atravesó el mismo proceso en el Hospital de la Universidad de Xi'an Jiaotong, en la provincia de Shaanxi, en China.

La idea de cultivar orejas se remonta a la década de 1990, cuando se comenzó a investigar esta posibilidad y se experimentó en el llamado Ratón de Vacanti, cuya imagen circuló ampliamente en el momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)