11 de junio de 2014 14:14

¿Un smartphone que se cargará con la mano?

El objetivo de los investigadores es lograr un método práctico para "recolectar" la electricidad estática que genera el cuerpo humano

El objetivo de los investigadores es lograr un método práctico para "recolectar" la electricidad estática que genera el cuerpo humano Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 1
Ansa
Londres

El sueño de tener batería infinita para el teléfono celular, tan demandante de energía que a veces requiere más de una carga diaria, podría hacerse realidad si prosperan las investigaciones de un grupo de científicos chinos que está intentando lograr la recarga de los smartphones con simples gestos de la mano.

El objetivo de los investigadores es lograr un método práctico para 'recolectar' la electricidad estática que genera el cuerpo humano al teclear o deslizar el dedo sobre una pantalla táctil, de modo de convertirla en energía para alimentar el propio dispositivo. De hecho, el cuerpo humano puede producir una considerable cantidad de carga estática, como sabe cualquiera que haya sentido un sobresalto tras empuñar una manija metálica o tenga el cabello erizado por ese tipo de electricidad.

Pero el gran desafío es lograr que esa carga sea utilizable para la recarga de un dispositivo electrónico. Los investigadores chinos, dirigidos por Bo Meng de la Universidad de Pekín, publicaron el avance de su trabajo en la revista Applied Physics Letters y allí detallan sus esfuerzos para lograr una generación eficiente de energía sin necesidad de conexión a tierra.

Según el esquema publicado por el grupo chino, en lugar de llevar a tierra su generador de fricción de superficie, el cuerpo es usado como un electrodo mediante un sistema de circuitos. "Cuando el dedo golpea la superficie de fricción y luego se separa, las dos superficies de contacto componen un par de fricción y se cargan en forma electroestática debido a la diferencia en las habilidades de atracción de electrones", explica el artículo. "La piel del dedo muestra una tendencia a dar electrodos en el contacto de electrificación" y "con repetidos ciclos de contacto y separación la carga se mueve hacia atrás y hacia adelante entre el electrodo de inducción y piel cargada del dedo", agrega la investigación.

De este modo, usando una superficie especial con cierto tipo de micropatrones, los científicos esperan poder lograr un voltaje de salida de 200V con una densidad de 4,7 microamperes por centímetro cuadrado. Sin duda no permitiría reemplazar la batería de una laptop, pero "podría ser una potencial fuente de carga para electrónicos de bajo requerimiento, especialmente 'dispositivos usables'". 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)