15 de octubre de 2015 14:32

De Liszt a Strauss, Sinfónica de Guayaquil plantea un recorrido por música de inspiración húngara

Ensayo de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil bajo la dirección del húngaro Pal Farkas, que contará este viernes 16 de octubre con dos solistas: el tenor ecuatoriano-húngaro Xavier Rivadeneira y la ecuatoriana Vanesa Regalado. Foto: Gabriel Proaño para EL

Ensayo de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil bajo la dirección del húngaro Pal Farkas, que contará este viernes 16 de octubre con dos solistas: el tenor ecuatoriano-húngaro Xavier Rivadeneira y la ecuatoriana Vanesa Regalado. Foto: Gabriel Proaño para EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García

La Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG) tocará este viernes 16 de octubre de 2015 con tres invitados en un concierto ecuatoriano-húngaro, que supone un recorrido por la música sinfónica de autores como Franz Liszt y Zoltán Kodály, dos de los más destacados compositores húngaros de todos los tiempos.

La velada, marcada por un repertorio predominantemente romántico, incluirá además canciones y arias de opereta en alemán y húngaro, incluida El Murciélago del austriaco Johann Strauss, inspirado en las csárdás, un baile tradicional de Hungría.

El Murciélago será interpretado por la cantante lírica cuencana Vanesa Regalado en un recital que contará también, como solista invitado, con el tenor ecuatoriano-húngaro Xavier Rivadeneira.

La Sinfónica será dirigida por Pal Farkas, el director invitado, también proveniente de Europa Central. El concierto gratuito se realiza este viernes 16 de octubre, a las 19:30, en el Teatro Centro Cívico, en el sur de Guayaquil.

“El concierto está enmarcado en un proyecto de intercambio cultural que estoy impulsando desde hace un par de años entre Ecuador y Hungría, país donde vivo hace 25 años”, contó Rivadeneira, que dicta clases maestras cada vez que viene al país e impulsa un programa de formación continua para cantantes líricos ecuatorianos.

El proceso de desarrollo académico-formativo se realiza a través de la Fundación Musarte. “La ópera es un arte bastante incomprendido, la propuesta consiste también en acercar a la gente al género y sentar unas bases”, agregó el tenor.

Rivadeneira, además de dos piezas como solista, cantará a dúo con la soprano Vanesa Regalado un fragmento de ‘La viuda alegre’, “una conversación entre dos amantes”, opereta del austro-húngaro Franz Lehár.

Regalado describe su repertorio como una pieza alegre, exaltación de una muchacha a su propia belleza, en el caso de ‘Meine lippen…’, de la ópera Giuditta, de Lehár. Mientras que en El Murciélago, Rosalinda, una condesa húngara, evoca desde la distancia a su país. La soprano cuencana encuentra un punto común de ese tema nostálgico con piezas ecuatorianas de inspiración andina.

Aunque para la soprano ha sido un reto el repertorio en alemán, más accesible que el húngaro, ella cree que la interpretación, la calidad y el romanticismo de la música superan las limitaciones del idioma.

“Lo ideal es convertir a la música en personajes, porque son los personajes los que cuentan las historias”, indicó Regalado, quien se formó inicialmente en Guayaquil, y se mostró emocionada por cantar por primera vez con la OSG, según ella “la mejor orquesta del país”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)