27 de enero de 2017 00:00

La Sinfónica Juvenil del Guayas se desarrolla con modelo venezolano

Bajo la batuta del venezolano Manuel Campos, aspirantes a la Sinfónica Juvenil ofrecieron conciertos en Guayaquil. Foto: Jofre Flores/EL COMERCIO

Bajo la batuta del venezolano Manuel Campos, aspirantes a la Sinfónica Juvenil ofrecieron conciertos en Guayaquil. Foto: Jofre Flores/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Alexander García
Redactor (I)
[email protected]

La salida de los directores Ejecutivo y Artístico de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG) y la designación de nuevas autoridades, en diciembre pasado, determinaron el final del conjunto juvenil de la institución, un proyecto que funcionó por dos años.

La Sinfónica Juvenil del Guayas, impulsada ahora por la Prefectura de la provincia, es una suerte de continuidad para ese proceso, con un enfoque inspirado en el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, conocido como El Sistema.

“Predominan los tres aspectos fundamentales del Sistema: lo social, lo educativo y lo cultural. El objetivo es que en cuatro años esta sea una nueva Orquesta profesional”, dice el joven director venezolano Manuel Campos, batuta de la nueva agrupación.

El músico estuvo a cargo de la formación juvenil de la OSG y trabajó antes con otros dos grupos infato-juveniles de Guayaquil, en programas “que se quedaron sin recursos ni apoyo”.

El proyecto de Sinfónica Juvenil tiene una nueva oportunidad gracias a la gestión del violinista Jorge Saade, expresidente de la OSG, y del respaldo de la Prefectura del Guayas.

La Prefectura abrió audiciones y ofreció dos primeros conciertos de exhibición con aspirantes a integrar la Orquesta. Participaron 42 músicos, muchos de ellos ya han trabajado antes con Campos, quien espera incorporar a 70 integrantes al conjunto.

Entre los aspirantes de 16 a 26 años hay quienes han pasado por academias y conservatorios. Otros se han formado en las propias orquestas. “La idea es brindar un espacio donde se puedan desarrollar como músicos”, dice el director.

Carlos Falconí, maestro de música en un colegio, es uno de los artistas que buscan ser parte del nuevo grupo. “Es una oportunidad de desarrollarnos profesionalmente, nos ayuda mucho a mejorar el nivel técnico”, dice.  

Fabricio Alarcón toca el corno francés, pasó por el conservatorio Antonio Neumane  y ahora busca ingresar a la Universidad de las Artes. “Hace cuatro años trabajó con el maestro Campos, ingresar a la orquesta es una forma de continuar un proceso”, indicó.

La temporada de la Sinfónica Juvenil irá de abril a diciembre. La agrupación tiene confirmada la visita de tres artistas internacionales de Francia, Estados Unidos y Polonia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)