26 de enero de 2017 15:20

La simpatía puede estar relacionada con la forma del cerebro, dice un estudio

Los investigadores abordaron una interrogante que ha ocupado durante siglos a filósofos y científicos: el hecho de si los humanos son un producto de la genética o de la crianza y el ambiente.

Los investigadores abordaron una interrogante que ha ocupado durante siglos a filósofos y científicos: el hecho de si los humanos son un producto de la genética o de la crianza y el ambiente. Foto Referencial: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Las características de la personalidad pueden estar relacionadas con la forma del cerebro reveló un estudio, que midió la correlación entre las diferencias estructurales del órgano y los cinco principales tipos de personalidad.

“La forma de nuestros cerebro puede aportar sorprendentes claves sobre nuestro comportamiento y los riesgos que tenemos de desarrollar desórdenes mentales” , indicó en un comunicado, la Universidad de Cambridge, que participó en el estudio.

Para la investigación, un grupo de psicólogos identificó cinco elementos básicos de personalidad: el nivel de neurosis, la extraversión, la apertura de mente, la agradabilidad y la escrupulosidad.

Los investigadores observaron los escáneres de 500 personas de entre 22 y 36 años para examinar las diferencias en el córtex, la corteza cerebral donde está la materia gris.

Los expertos se concentraron en medir el grosor, el área y el número de pliegues que presentaban las diferentes personas.

“Descubrimos que el nivel de neurosis (...) está relacionado con un córtex más grueso y con área menor y menos pliegues en algunas regiones ” , dijo Roberta Riccelli, académica de la Universidad italiana Magna Graecia y coautora del estudio.

A la inversa, la amplitud de mente “fue asociada a un córtex más fino y a una mayor área y a más pliegues ” .
Este estudio es el primero que relaciona estos cinco rasgos con diferencias en la forma del cerebro, dijo a la AFP Riccelli.

Esto es “un paso crucial para mejorar la compresión que tenemos de las enfermedades mentales” , dijo la experta.

“Esto puede darnos la oportunidad de detectar a personas que tengan alto riesgo de desarrollar una enfermedad mental de forma preventiva, lo que tiene obvias implicaciones para una intervención rápida ” , indicó.

Los investigadores abordaron una interrogante que ha ocupado durante siglos a filósofos y científicos: el hecho de si los humanos son un producto de la genética o de la crianza y el ambiente.

El estudio publicado en la revista Journal Social Cognitive and Affective Neuroscience, sin embargo, no mostró de forma concluyente una relación entre la forma del cerebro y el tipo de personalidad, señalaron los autores.

“No podemos responder a la pregunta de qué viene primero, el huevo o la gallina” , dijo Riccelli, que destacó que la forma del cerebro está determinada por la genética y también por factores ambientales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)