14 de septiembre de 2015 11:54

La Sierra Nevada californiana tuvo la menor capa de nieve en 500 años

Sierra Nevada

Imagen satelital que muestra la disminución de la capa de nieve en la Sierra Nevada de California entre el 2013 y el 2014. Foto referencial: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA
Tucson, EEUU

La capa de nieve de la Sierra Nevada de California, en Estados Unidos, fue a principios de 2015 la más fina de los últimos 500 años, según publica este 14 de septiembre investigadores estadounidenses en la revista especializada "Nature Climate Change".

La falta de nieve es consecuencia de unas menores precipitaciones y unas temperaturas invernales más elevadas, explican los científicos del equipo de Valerie Trouet de la Universidad de Arizona, en Tucson. La permanente sequía y el descenso de las cantidades de nieve hacen que disminuya el abastecimiento de agua en la región y la producción de energía en las centrales hidroeléctricas, además de aumentar el riesgo de incendios de rápida propagación, señalan los investigadores.

California sufre actualmente graves incendios que se están propagando con una rapidez que no se veía desde hace décadas debido a la sequía extrema que se vive desde 2012. Por el momento murió una persona, decenas de miles tuvieron que ser evacuadas y en varias zonas del estado se declaró el estado de emergencia.

En realidad la Sierra Nevada, de hasta 4.400 metros de altura, es una de las regiones con más nieve de Estados Unidos. Pero el pasado abril la cantidad de agua correspondiente a la capa de nieve supuso apenas el cinco por ciento de la media registrada entre los años 1951 y 2000. 

El equipo de Trouet investigó mediante las cortezas de robles azules (Quercus douglasii) las temperaturas y cantidades de precipitaciones de la región y reconstruyó el grosor de la capa de nieve del 1 de abril de los últimos 500 años. Según los resultados obtenidos, estadísticamente un récord tan bajo como el registrado a principios de este año sólo se espera una vez cada 3.100 años, explicaron los expertos.

Las elevadas temperaturas invernales afectaron especialmente a las zonas más bajas de las montañas. El agua procedente de la nieve que se derrite en las montañas de Sierra Nevada repone habitualmente los reservorios de California y supone el 30 por ciento de su abastecimiento, apuntan los científicos.

Pero como consecuencia del cambio climático en el futuro hay que contar con fuertes sequías más a menudo, agregan. El gobernador de California decretó este verano por primera vez el control del consumo de agua, por el que se pidió a las ciudades y municipios que lo redujesen en un 25 por ciento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)