6 de marzo de 2017 11:46

Shanghái se suma a la lista de ciudades Chinas antitabaco

Este 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, que busca frenar el consumo de cigarrillos.

Antes de Shanghái, las ciudades de Pekín y Shenzhen aprobaron ordenanzas para combatir el consumo de tabaco en China. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

Shanghái se suma a la lista de ciudades antitabaco de China con la entrada en vigor, el 1 de marzo de 2017, de una nueva ley que no permite que sus habitantes fumen en espacios públicos ni en zonas recreativas. La norma prohíbe fumar tanto en establecimientos públicos cerrados -restaurantes, bares, oficinas, hospitales y transporte público- como en espacios públicos abiertos.

Shanghái, una de las ciudades más pobladas del mundo con más de 30 millones de habitantes, se suma así a la lucha contra el tabaco a Pekín (norte), que lanzó una ordenanza similar en junio de 2015, y a Shenzhen (sur) que la aplica desde enero del 2017.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en China hay actualmente unos 330 millones de fumadores activos, mientras que los pasivos ascienden a 730 millones. Del millón de muertes anuales provocadas por el tabaco, la OMS calcula que 100 000 de ellas son de fumadores pasivos.

Fumar está considerado un acto social profundamente arraigado en la cultura china, como señala a Efe la doctora Peggy Lu, médico de familia del Hospital United Family de Shanghái. El tabaco es "algo cultural", explica, especialmente en los hombres, y es "una manera de establecer relaciones sociales".

Por ello es muy importante la educación ya que "hoy se ve que los jóvenes son más conscientes de la gravedad de este problema porque tienen cada vez más información".

Según una encuesta de la Asociación China para el Control del Tabaco publicada el 1 de marzo de 2017, casi el 92 % de los ciudadanos está a favor de que haya una ley nacional para prohibir fumar en las áreas públicas.

Entre los afectados por esta nueva medida está el sector de la restauración, que tendrá que explicar a sus clientes que ya no pueden fumar en sus recintos. En opinión de Juan Enrique Campos, socio del Grupo Malabar de restauración, lo importante es que la norma "se haga cumplir seriamente en todos los sitios" y "sin excepciones".

"Cuando en España se impuso esta norma todo el mundo se echaba las manos a la cabeza y con el tiempo la gente la ha acabado viendo como algo normal y necesario", cuenta a Efe, convencido de que en un tiempo pasará lo mismo.

Fuentes del sector explicaron que las autoridades les han informado de que la nueva normativa incluye multas por valor de 50 000 yuanes (más de USD 7 000) y el cierre del local por un día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)