20 de agosto de 2014 18:39

La actitud luego de un encuentro sexual, ¿qué dice de usted?

Actitudes y acciones que podría parecer inofensivas pueden llegar a dañar la relación diaria de la pareja. Foto: Archivo EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 11
Indiferente 14
Sorprendido 94
Contento 2
Laura de Jarrín / Editora de FAMILIA

En un infame episodio de la serie 'Sex and the City', Miranda sale con un hombre muy religioso que tiene serios complejos en relación al sexo. Luego del encuentro sexual él tiene que ducharse de inmediato porque desde que era niño en la escuela le habían dicho que ‘el sexo es sucio’.

Miranda se siente perpleja y también ofendida por su actitud luego del coito. ¿Piensa él que ella es sucia también? Ella trata de convencerle de que es mejor quedarse abrazados y juntos en lugar de correr a tomar una ducha, pero sus intenciones son tomadas a mal y la relación termina de fea manera. 

Si bien el episodio es humorístico, es algo que le pone a pensar a mucha gente. Un comportamiento como este luego del encuentro sexual, puede variar de una a otra persona y, a veces, lo que la pareja escoge como forma de relajación luego del sexo puede confundir o irritar al otro u otra. A continuación, algunos de los comportamientos más comunes post-sexo:

1. Dormir. Mucha gente se duerme profundamente luego del sexo aunque este no se produzca en la noche. El encuentro sexual puede hacer que la persona se sienta totalmente relajada así como agotada, de manera que cerrar los ojos por unos minutos o algunas horas puede ser bueno.

2. Comer. Algunas personas buscan recargarse luego del sexo mediante la ingesta de un alimento. Pudiera ser algo sexy que comparten en la cama con su pareja (helado o fruta) o un pedazo de pizza fría que comen en la cocina a solas. La realidad es que el sexo abre el apetito.

3. Hablar. El sexo hace que la gente se sienta muy abierta y tranquila. Hablar luego del acto sexual es muy común por esta razón. Sin embargo, aunque se tenga necesidad de hablar con la pareja, quizás ella no comparta ese deseo. No se debe forzar la conversación si no se produce de manera espontánea y, en lugar de ello, se puede escribir algo o escuchar música para alcanzar paz y tranquilidad luego de la fantástica experiencia vivida.

4. Silencio. Algunas personas se retraen luego del acto sexual. Este encuentro es física y emocionalmente agotador y, a veces, la gente solo quiere desahogarse y relajarse antes de hablar o reír nuevamente. Si su pareja es del tipo de persona que hace silencio luego del sexo, dele el espacio que necesita y enfóquese en su propia relajación post-coital.

Recuerde, esto no es un comentario personal de cómo su pareja se siente con respecto a usted, es solamente su propia manera de relajarse.

5. Ducharse. Algunas veces un baño caliente o un duchazo es la forma perfecta de recargar la energía luego del acto sexual, no solo porque lava al sudor sino porque el agua caliente puede sentirse de manera muy sensual sobre los músculos adoloridos. Es bueno que juntos disfruten de un baño en total intimidad o que inicien otra sesión apasionada antes de que la noche termine.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)