12 de junio de 2014 19:39

El sexo real no es como el de las películas

Los encuentros sexuales que se muestran en las películas, series y programas de televisión parecen ser siempre fabulosos. Foto: Salon.com

Los encuentros sexuales que se muestran en las películas, series y programas de televisión parecen ser siempre fabulosos. Foto: Salon.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 47
Contento 0
lLaura de Jarrín. Editora revista FAMILIA

Olive Chan de Toronto, Canadá, escribe para algunas revistas sobre temas relacionados con el sexo, la sexualidad y el amor. Esta es una de sus últimas contribuciones.

“Me pueden tildar de ingenua, pero cuando me casé no sabía casi nada sobre el sexo. Crecí dentro de un hogar muy conservador en el que el sexo se limitaba a algo que solo una pareja de casados podía comentar y tenerlo. Mantuve mi virginidad hasta el día de la boda y tenía pánico a lo que significaría ese primer encuentro sexual. Haber crecido en Norteamérica me había expuesto al concepto del sexo, pero no fue sino hasta que lo experimenté de primera mano que me di cuenta de que las películas realmente no reflejan lo que el sexo es en la vida real”, comenta Chan.

Estas son las razones, según Chan, por las que el sexo es totalmente diferente de lo que vemos en el cine o en la televisión:

1. Esperar hasta casarse puede ser más emocionante y satisfactorio de lo que se piensa. Muchas personas dicen que esperar para tener sexo es bobo. ¿Cómo saber si serán compatibles con la pareja sin haberse ido a la cama juntos primero? ¿Cómo se puede valorar la química sexual sin conocer el resultado de un encuentro? Y ¿qué sucede si él o ella cree que fue terrible porque la pareja no tenía la experiencia necesaria?

Esta lógica funciona si se basa la relación tan solo en la intimidad física que no tiene una firmeza total porque los cuerpos envejecen y porque el sexo significa mucho más que un mecanismo físico. Cada persona y cada pareja determina cómo iniciar su vida sexual, además ¿quién puede asegurar que no hubo excitación y satisfacción al descubrirse física e íntimamente el uno al otro a través de esta nueva experiencia compartida?

2. Es extraño desde un comienzo. “No sé cómo sea exactamente para otras personas, pero me imagino que la primera vez que una pareja tiene un encuentro sexual es algo raro. En el cine y en la televisión no muestran el aturdimiento ni torpeza que se da. Al sexo se lo vende como algo natural y sí, estamos hechos para ejercitarlo, pero como toda otra habilidad en la vida, no somos fabulosos desde el comienza. Toma tiempo, conocimiento y práctica para hacerlo bien.

3. Hay que seguir practicándolo para satisfacer a la pareja. Las películas no nos dicen que para tener una vida sexual fabulosa necesitamos trabajar en ello. Requerimos comunicarnos con la pareja y descubrir todo el tiempo lo que le gusta o no. Las personas cambian con los años.

4. No es increíblemente fabuloso todo el tiempo. En las películas el sexo luce como algo fuera de serie siempre. En la vida real, hay aciertos y desaciertos, a veces más desaciertos en la mayoría de los casos.

5. No es glamoroso. En las películas no se ve a nadie que se ha quedado totalmente despeinado y sudoroso como si hubiera corrido una maratón. En la vida real esto sí se evidencia como es lógico esperar.

6. No es cuestión de saltar a la cama. Cuando somos jóvenes pensamos que todo se inicia con un beso y luego la pasión se desborda repentinamente y el acto sexual se produce en cualquier sitio inmediatamente. En la vida real la gente toma la decisión de iniciar un encuentro sexual, no es que sucede de pronto y como un flash.

7. Tener un hijo  no significa que se acaba el sexo en la pareja. Si bien los bebés lloran e interrumpen con sus necesidades vitales, la intimidad de la pareja, el encuentro sexual siguen siendo tan factibles como antes, solo que requieren algo más de creatividad y paciencia. ¡Cuando se quiere, todo se puede!

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)