26 de febrero de 2015 18:55

Nada sustituye al sexo

Tener una unión sexual y el orgasmo elevan el nivel de oxitocina en el cuerpo, lo que ayuda a las parejas a desarrollar confianza. Foto: Pixabay

Tener una unión sexual y el orgasmo elevan el nivel de oxitocina en el cuerpo, lo que ayuda a las parejas a desarrollar confianza. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 8
Indiferente 5
Sorprendido 13
Contento 95
Laura de Jarrín
Editora revista FAMILIA

El sexo, según Funmi Akingade, reconocida terapeuta sexual por el uso de efectivos métodos tradicionales y naturales, es un acto misterioso y sagrado que une a la pareja de diversas maneras que van más allá de toda descripción.

“En ocasiones las palabras no bastan cuando intente describir la conexión que él y ella sienten luego de entregarse en cuerpo y alma el uno al otro en todos los ámbitos eróticos. Cuando enseño a las parejas a comprender el sexo a través de mis conferencias y charlas, la atmósfera en el lugar cambia porque es única. Algunas de ellas no pueden esperar mi charla abierta sobre este tema que a menudo no es discutido. Otras están muy curiosas y algunas se notan muy escépticas. Para ellas, el tema es prohibido, innombrable y un tabú; algo que no debe ser discutido en público”, señala Akingade.

Sin embargo, a menos que las parejas determinen que su unión no es un substituto del sexo, su matrimonio continuará gravemente afectado de forma negativa.

Los estudios han demostrado que las parejas de casados que enfrentan al sexo con una actitud positiva y lo colocan en el lado derecho de la unión, alcanzan la mejor y más satisfactoria vida juntos. “Ellas disfrutan del sexo más a menudo y alcanzan os más altos niveles de plenitud emocional. 88% de esas parejas reciben un bienestar físico fantástico que estoy segura todas querrán saber por qué”, dice la experta.

Tener una unión sexual y un orgasmo eleva los niveles de la hormona oxitocina en el cuerpo así como las hormonas del amor y esto ayuda a las parejas a unirse y desarrollar confianza.

Una reciente evaluación de 50 mujeres en la pre-menopausia antes y después de haber tenido un encuentro sexual apasionado con sus parejas, descubrió que mientras más contacto sexual se produzca, mayores serán sus niveles de oxitocina, porque esta permite sentir la urgencia de nutrir y de unir. Una oxitocina elevada también ha sido ligada al sentimiento de generosidad.

Esto explica por qué los esposos pueden entregar cualquier cantidad de dinero a sus esposas cuando ellos se sienten sexualmente satisfechos. Por lo tanto, si alguien se siente de pronto más generoso de lo usual con su pareja, será porque la oxitocina está en el aire.

“Una de las 237 razones por las que la gente busca el sexo es porque aumenta su autoestima y su inmunidad, según los terapeutas sexuales. Una buena salud sexual significará una mejor salud física. Tener sexo una o dos veces a la semana ha sido conectado con altos niveles de un anticuerpo llamado inmunoglobulina A o IgA, el que puede protegernos de los resfríos y otras infecciones. La oxitocina producida durante el orgasmo promueve sueño, según la investigación. Además, dormir lo suficiente ha sido conectado al buen sexo. En promedio, el corazón humano palpita 70 veces por minuto durante el orgasmo, alcanza 115 latidos por minuto, lo cual coloca al corazón en una posición más sana. Durante el acto sexual, el cuerpo utiliza 100 músculos para producir el orgasmo mientras que se requieren 17 músculos para sonreír. Esto nos indica que esos músculos no solo son activos sino también nada despreciables. Un sexo fabuloso produce un orgasmo satisfactorio y el orgasmo libera químicos que frenan el apetito de manera que un sexo de alta calidad ayuda a las parejas a perder peso”, asevera Akingbade.

¿Sabía que 30 minutos de sexo queman 85 calorías o más? El sexo es una fantástica forma de ejercitarse y mejora la salud cardiovascular. Tener un encuentro sexual dos o más veces por semana reduce a la mitad el riesgo de un ataque fatal al corazón en el caso de los hombres, comparado con quienes tienen sexo menos de una vez al mes. Una ducha fría puede incrementar la producción de las hormonas sexuales en el hombre y la mujer. El sexo bajo una ducha fría no solo es romántico sino también medicinal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (56)
No (1)