28 de mayo de 2015 19:05

Setedis entregó un estudio en Imbabura sobre accesibilidad de las personas con discapacidad

La Vicepresidencia de la República organizó  el programa Construye Accesibilidad en Imbabura. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

El estudio de la Setedis abarcó a seis cantones de Imbabura,  cuatro de Pastaza y tres de la Libertad. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
José Luis Rosales
Redacción Sierra Norte  (I)

La provincia de Imbabura, situada en el norte de Ecuador, tiene un 50% de accesibilidad de las personas con discapacidad al entorno urbano, edificios públicos, transporte, entre otros. Mientras que, Santa Elena un 47% y Pastaza 38%.

Así lo señala un diagnóstico de Accesibilidad Universal que hizo la Secretaría Técnica para la Gestión Inclusiva en Discapacidades (Setedis), en estas tres provincias, entre el 2014 y 2015.

Según Alex Camacho, directivo de la Setedis, esta evaluación de accesibilidad universal, que previamente fue aplicada en 149 escuelas públicas, abarcó a seis cantones de Imbabura, cuatro de Pastaza y tres de la Libertad.

Esta normativa nacional establece un índice de accesibilidad con tres niveles: bajo hasta el 48%, medio hasta 70% y alto hasta 100%.

En el caso de la primera provincia, los datos del estudio fueron entregados hoy, 28 de mayo de 2015, en un acto especial que se realizó en el teatro Gran Colombia. A la cita asistieron los alcaldes de Ibarra, Otavalo, Urcuquí, Pimampiro, la vicealcaldesa de Cotacachi y una representante de Antonio Ante.

Atuntaqui, la cabecera de este último cantón, tiene el más alto nivel de accesibilidad de la Provincia de los Lagos, seguido por Ibarra y Otavalo. Sin embargo, las tres urbes presentan un nivel medio de accesibilidad.

Gustavo Pareja, alcalde de Otavalo, reconoce que estos resultados deben ser una alerta para las normativas que deben implementarse en cada cantón. En esta localidad, por ejemplo, se determinó que en caso de señalización, rampas, estacionamiento, pasos peatonales, edificios gubernamentales y de uso público y parques alcanzan un nivel de accesibilidad medio.

En la provincia de Santa Elena, en cambio, el cantón La Libertad presenta los niveles accesibilidad más altos de esa jurisdicción. Pero, en el acceso de aceras, edificios de turismo, escaleras, semáforos y parada de transporte público las cotas más bajas.

Mientras que, las cabeceras cantonales Arajuno, Mera, Santa Clara, Puyo, en Pastaza, demuestran un bajo nivel de accesibilidad. En esta provincia, las paradas de transporte público registra el nivel más bajo con un 16%.

“En todos los cantones el mayor reto que deben resolverse es el tema de la movilidad”, aseguró Alex Camacho. Según el funcionario, los alcaldes tienen el reto de aplicar esta normativa.
Los alcaldes asumieron el compromiso de construir accesibilidad en cada uno de sus cantones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)