10 de noviembre de 2016 00:00

Sergio Wolf, un cineasta obsesionado con el enigma de un silencio

Luego de 13 años, el director se reencuentra con el material fílmico de aquella primera obra entre el que encuentra un rollo de película que creía desaparecido, con una entrevista a la artista.

Luego de 13 años, el director se reencuentra con el material fílmico de aquella primera obra entre el que encuentra un rollo de película que creía desaparecido, con una entrevista a la artista. Foto: Cortesía Qubit.tv

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Fernando Criollo
Redactor (E)

En el 2003 el argentino Sergio Wolf debutaba en el cine documental con ‘Yo no sé qué me han hecho tus ojos’, un filme sobre la enigmática vida de la cantante Ada Falcón. Nombre que figura como una de las grandes leyendas del tango, junto al de Carlos Gardel, de quien fue amiga y compañera artística hasta su prematuro retiro para convertirse en monja franciscana y hacer un voto de silencio.

Luego de 13 años, el director se reencuentra con el material fílmico de aquella primera obra entre el que encuentra un rollo de película que creía desaparecido, con una entrevista a la artista. El director encuentra la imagen intacta pero no el audio y a partir de ahí emprende una travesía casi detectivesca con el propósito de ‘devolverle’ la voz a su protagonista. Los detalles de esa búsqueda constituyen un nuevo documental titulado ‘Viviré con tu recuerdo’, que fue parte de la competencia oficial del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) y que también se estrenó en la plataforma de contenido digital Qubit.tv. En una entrevista para EL COMERCIO, el director habla de sus motivaciones en la realización de este nuevo proyecto y sobre su trabajo como documentalista.

¿Por qué volver sobre la figura de Ada Falcón 13 años después del estreno de ‘Yo no sé que me han hecho tus ojos’?

‘Yo no sé qué me han hecho tus ojos’ narra la historia de Ada Falcón, mientras que ‘Viviré con tu recuerdo’ narra la historia de un cineasta obsesionado con algo que quedó pendiente de su personaje y que lo hace volver a él, como un modo de desandar el tiempo. El documental es una forma cinematográfica que trabaja sobre el tiempo, que lo recupera, lo reconstruye, lo intenta atrapar antes de que se desvanezca.

¿Por qué esa necesidad de cubrir el silencio que ha dejado esa cinta sin audio, alrededor de la cual gira esta nueva historia?

Esa escena sin audio, ese silencio es el que pone en marcha el trabajo del cine, sobre la falta, sobre el sentido y las dificultades de narrar, sobre la disociación entre la imagen y el sonido. Quizás el cineasta no lo logre pero es la búsqueda lo que da sentido.

Es una búsqueda obsesiva la que se percibe en la obra. ¿Cómo explica la obsesión como catalizador del cine y herramienta del documentalista?

En mis anteriores películas también ocurre algo parecido, tanto en ‘Yo no sé qué me han hecho tus ojos’ como en ‘El color que cayó del cielo’. Siempre hay una pregunta sobre una ausencia que dispara el relato. Un personaje exitoso y recluido, un meteorito misteriosamente oculto, una escena filmada cuyo sonido se ha perdido. La obsesión es el motor del acto creativo.

¿Qué relación se establece en este documental con los códigos de géneros como el thriller, el biopic y otros?

‘Viviré con tu recuerdo’ es una película que está en la frontera del documental, en la medida en que lo que ocurre sucede porque se está filmando la película y no más allá del rodaje. Es decir, suele decirse que el documental filma aquello que de todos modos ocurriría; en ese sentido, no sería un documental tradicional. Por lo demás, uno siempre trabaja con elementos de los géneros cuando narra; busca una luz que dialogue con el policial, o tensar una situación para producir suspenso en el espectador. Del mismo modo, justamente por la historia que contaba -una lluvia de meteoritos de Marte o Júpiter hace
4 000 años- en ‘El color que cayó del cielo’ buscamos ciertos puentes con la ciencia ficción.

En ese proceso de búsqueda también se revelan los mecanismos de construcción del cine ¿Qué interés hay en mostrar ese quehacer cinematográfico?

En ‘Viviré con tu recuerdo’ el tema y la forma de la película funcionan como un espejo. Son lo mismo. El cineasta busca desentrañar un misterio y para eso tiene que desandar los pasos para hacer la película que estamos viendo. El desafío consistía en poder hacer interesante ese proceso, que el espectador pudiera participar y entender ese proceso, por momentos arduo y tedioso, y en otros, fascinante o detectivesco.

¿A qué alternativas expresivas conduce una imagen sin sonido o un audio sin imagen en el cine?

El cine se articula a través de esas dos vías y las diferencias y grandes momentos de la historia del cine se trazan en función de cómo dialogan, chocan o se distancian. Es algo sobre la más pura materialidad del cine, y al mismo tiempo lo que lo diferencia con las otras disciplinas así llamadas "artísticas".

¿Qué niveles de interpretación nos ofrece el título Viviré con tu recuerdo?

No me corresponde decirlo a mí, como director. Le cabe a los críticos y a los espectadores.

¿Con este filme se cierra el capítulo de Ada Falcón o vivirá con su recuerdo?

Nunca se sabe. Como digo en un texto que está en la película, las historias y los personajes tienen vida propia, y muchas veces se nos imponen y nos hacen volver sobre ellos. Terminamos una película pero no nuestra relación con ellos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)