16 de septiembre de 2017 11:33

Sergio Sacoto y Paola Navarrete valoran la presencia de bandas como Aerosmith e Incubus en Ecuador

El músico ecuatoriano Sergio Sacoto acudió al Festival Rock & Shout para ver el show de despedida de Aerosmith. Foto: Santiago Sarango/EL COMERCIO

El músico ecuatoriano Sergio Sacoto acudió al Festival Rock & Shout para ver el show de despedida de Aerosmith. Foto: Santiago Sarango/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Santiago Sarango
Redactor (I)

El segundo concierto en Ecuador de la banda estadounidense Aerosmith quedará marcada con bordes de oro en la historia del Festival Rock & Shout. Ayer, viernes 15 de septiembre de 2017, los “chicos malos de Boston” dijeron adiós a una carrera de más de 50 años y lo hicieron con un show de casi dos horas que sus miles de seguidores disfrutaron de principio a fin.

Entre los fanáticos que se dieron cita al estadio Olímpico Atahualpa estuvieron varios músicos ecuatorianos. Por ejemplo, Paola Navarrete. La intérprete pop guayaquileña acudió temprano al escenario de El Batán, norte de Quito, para respaldar desde los minutos iniciales del Rock & Shout a una de sus bandas tricolor, los Da Pawn.

Los capitalinos abrieron el Festival desde las 17:00 y lo hicieron con una de sus canciones éxito, Verano en Coma. Ese sencillo da nombre al segundo disco de la agrupación y fue el tema escogido para encender la llama de una larga velada de sonidos fuertes.

“Me pareció lindo que bandas de acá (Ecuador) abrieran un show de este nivel. La presentación de los Da Pawn estuvo increíble y me alegra mucho por ellos porque son una banda compañera que admiro y quiero muchísimo”, agregó la intérprete de temas como El Mar y Nadie.

La intérprete guayaquileña Paola Navarrete en el Festival Rock & Shout, en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Santiago Sarango/EL COMERCIO

La intérprete guayaquileña Paola Navarrete en el Festival Rock & Shout, en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Santiago Sarango/EL COMERCIO

Ya en el plano internacional, Navarrete contó que le pareció increíble que Incubus tocará en el país. La vocalista confesó que asistió especialmente al Rock & Shout por ver a los californianos. “Amo a Brandon Boyd desde que soy pequeña y su show estuvo increíble”, agregó.

Efectivamente, el líder de Incubus no se guardó nada en su presentación y junto al DJ de la banda, Chris Kilmore, se encargaron de poner en lo más alto el ánimo de los capitalinos, la gran mayoría a la espera del plato fuerte, Steve Tyler y compañía.

Precisamente, uno de esos capitalinos que contaban los segundos para ver a Aerosmith era Sergio Sacoto. El músico quiteño, exCruks en Karnak, acudió al show acompañado de su hija de 13 años. “Es la primera vez que mi hija viene a un concierto de rock y está contenta. Estoy emocionado pues ver a una leyenda vivía del rock mundial es algo lindísimo”, comentó.

Pasadas las 22:00, la gira Aero-Vederci Baby! inició. Toda la expectativa del último show de "los chicos de malos de Boston" se consolidó con los sonidos del tema de 1985 Let the Music Do the Talking y luego con la frase de Tyler: "Hola mis panas de Ecuador". Lo demás fue un recorrido por su trayectoria durante dos horas de recital que dejó a más de un fanático entre el frenesí y la nostalgia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)