9 de noviembre de 2016 15:14

Muerte de Michael Jackson 'se pudo haber evitado', dice su doble

Sergio Cortés, el español imitador de Michael Jackson, considera que la muerte del cantante pudo haberse evitado. Foto: EFE.

Sergio Cortés, el español imitador de Michael Jackson, considera que la muerte del cantante pudo haberse evitado. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

Disuadir a la prensa durante su boda con la hija de Elvis Presley o ser imagen de su perfume integran el currículum de uno de los dobles más conocidos de Michael Jackson, el español Sergio Cortés, que considera que la muerte del cantante "no debería de haber ocurrido" y "se podría haber evitado".

El barcelonés, de 45 años, reconoció, en una entrevista con EFE con motivo de la llegada a Buenos Aires de su nuevo espectáculo, Live tribute show Michael Jackson, que cuando la estrella falleció también murió una parte de él. "Cuando él murió yo dejé el espectáculo, me corté el pelo y lo abandoné (...) y regresé en 2012 por mis fans".

Jackson falleció el 25 de junio de 2009 en Los Ángeles por una sobredosis de fármacos que le administró su médico personal, Conrad Murray, quien lo anestesiaba para ayudarle a combatir el insomnio.

El bailarín catalán aseguró que antes de esa fecha le imitaba con la "tranquilidad" de saber que su "ídolo" estaba vivo.

Ahora lo hace con la "responsabilidad" de ponerle "corazón" a cada espectáculo para revivir durante unos minutos a la leyenda del pop de un modo "más tierno". Siete años después, Cortés todavía habla sobre su ídolo en presente.

Tras una larga trayectoria sobre el escenario, el bailarín confesó que todavía supone un reto imitarle. Las coreografías "son muy complicadas" porque Jackson era "una persona muy perfeccionista siempre".

En cuanto a la voz, aseguró que por "casualidades de la vida" cuenta con un timbre "muy similar" al del cantante.

Desde los 16 años, cuando un periodista le paró por la calle por su parecido con la estrella y le propuso hacerle un reportaje, encarna a una persona que describe como "muy humana, muy cercana, muy dulce".

Nunca llegó a entablar una conversación con Jackson pero en 1997 pudo saludarle en persona y fue en 1994 cuando recibió el encargo de hacerse pasar por él con el objetivo de disuadir a la prensa.

Fue con motivo de la boda de Michael con la hija de Elvis Presley, Lisa Marie Presley, y con el propósito de que se pudiera casar "tranquilamente".

Un despliegue que contó con ochenta motos Harley Davidson y varios coches patrulla que custodiaban el vehículo en el que viajaba Cortés y desde el que saludaba a la multitud y los medios de comunicación que creyeron que era el "verdadero" Michael.

Entre las múltiples anécdotas que ha vivido, narró un encuentro casual que tuvo con el actor Harrison Ford en las calles de Nueva York.

Después de que ambos comenzaran a hablar, un grupo de personas pensó que Cortés era Jackson pero pasaron por alto que a su lado se encontraba Ford.

Cortés salió corriendo seguido de "una gran multitud" hasta llegar al hotel en el que se alojaba y donde se encerró tres días para evitar encontrarse con los fanáticos que se agolpaban a las puertas del edificio, explicó.

Su parecido también le obligó a ocultarse varias horas en un baño público de un parque de atracciones parisino.

Aunque ha vivido distintos episodios de "persecución" de seguidores de Jackson nunca le han supuesto "una carga" sus similitudes con el vocalista americano.

Cortés recordó con cariño el día que actuó, a través de una conexión en directo durante una fiesta privada, ante astronautas que estaban en una misión espacial. Una experiencia que calificó como "maravillosa".

Durante su carrera, el catalán dejó de imitar al rey del pop en dos periodos. El primero, cuando Jackson se vio inmerso en "críticas y juicios" que hicieron que Cortés desarrollara su faceta de dibujante y trabajara en la industria de dibujos animados. El segundo, tras la muerte del cantante.

Este miércoles 9 de noviembre de 2016, Thriller, Beat it o Black or White vuelven a sonar en el Teatro Gran Rex de la ciudad porteña.

Además, canciones que la leyenda del pop no llegó a interpretar en concierto y temas que han aparecido tras su muerte son los elementos de un espectáculo que ya ha colgado el cartel de completo con todas sus localidades vendidas.

El público podrá ver "algo nuevo, fresco y diferente", dijo.
Buenos Aires fue la elegida para estrenar su show en América Latina porque los argentinos "han pedido llevar el espectáculo como primicia", comentó.

Tras muchos años vestido, maquillado e imitando a Michael Jackson, Sergio Cortés afirmó ser él mismo cada vez que sale al escenario.

"A pesar del maquillaje, a pesar de que interpreto a mi ídolo yo soy así, no me he hecho cirugía (...) yo siempre me veo a mí frente al espejo", sentenció.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)