12 de mayo de 2015 21:30

La primera sentencia a favor de los animales se efectúa en el país

Dos personas de 24 años fueron declaradas culpables de agresión y maltrato animal. Foto: EL COMERCIO.

Dos personas de 24 años fueron declaradas culpables de agresión y maltrato animal. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 131
Triste 20
Indiferente 15
Sorprendido 41
Contento 1403
María Victoria Espinosa

Entre lágrimas y clamores de justicia recibió Karola Rosero la sentencia en la que se atribuye a James C., de 24 años, la autoría de los golpes al perro pastor alemán Oso. En la sala 206 de la Casa Judicial de Santo Domingo de los Tsáchilas se desarrolló la audiencia por presunto delito de maltrato o muerte de mascotas, señalado en el artículo 249 del Código Penal (COIP).

Dos personas fueron juzgadas este 12 de mayo de 2015 por agredir a Oso con el madero de una pala, el pasado 27 de enero de 2015. Ese día, Oso recibió fuertes golpes en la cabeza y cuello que le ocasionaron que el cráneo se destrozara y perdiera un ojo. Por ello, la familia tomó la decisión de practicarle la eutanasia.

La defensa de los dos acusados, Rosa C., de 24 años, y James C., de 24 años, argumentó que los demandados no fueron los agresores. Ellos presentaron a un testigo, José C., de 23 años, quien aseguró que él golpeó tres veces a Oso y que luego lo arrastró hasta la casa de su dueña, Karola Rosero. Pero se determinó a este testimonio como fraude procesal, por lo que se abrirá una investigación fiscal.

El acusado, James C., deberá reponer USD 500 más el 25% de un salario básico unificado en el lapso de 72 horas. Además, prestará 100 horas de servicio comunitario. El abogado acusador, Vinicio Rosillo, dijo que pedirá que durante este tiempo el sentenciado cumpla labores en favor de los animales, para que de esta forma se siente un precedente sobre el respeto a las mascotas.

Karola Rosero aseguró, luego de la audiencia, que duró más de seis horas, que no quiso perjudicar a sus vecinos, pero que era su deber buscar justicia para que ningún otro animal sufra lo que le sucedió a Oso. Además, señaló que ella no pidió una remuneración económica y que le tomó por sorpresa la decisión de la jueza de darle una reparación económica.

Una de las familiares del sentenciado aseguró que la decisión de la jueza fue “injusta”, porque supuestamente no existieron pruebas para determinar que fue James C. quien golpeó a Oso. “Era un perro agresivo y los familiares de Rosa C. solo quisieron defenderla”.

Para el abogado defensor de los derechos de Oso, este día marca un precedente en el país porque es la primera sentencia a favor de los animales. “El COIP y la Constitución defienden y proclaman el bienestar de los animales. Esperamos que algún día estos casos dejen de considerarse una contravención y se conviertan en un delito”.

El activista José Enríquez aseguró que con la Ley Orgánica de Bienestar Animal (LOBA) se creará conciencia acerca de los derechos que tienen los animales.

“Creo que como ciudadanos nunca nos enseñaron a respetar a las mascotas. En nuestras familias primó la defensa de los derechos de las personas únicamente. Es un trabajo arduo educar a los adultos, especialmente, sobre el cuidado y respeto”, aseguró. El borrador del proyecto LOBA fue presentado en octubre de 2014 a la Asamblea Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (702)
No (39)