19 de enero de 2018 19:00

Dictaron sentencia contra el agresor de Bruno, el pitbull atacado con un machete

Bruno, un perro de raza pitbull, fue herido 14 veces con un machete. Su caso abrió un debate sobre el maltrato animal en el país. Foto: Gabriela Castellanos/ EL COMERCIO.

Bruno, un perro de raza pitbull, fue atacado con un machete por su dueño. Su caso se resolvió este 19 de enero del 2018 en un juzgado de contravenciones. Foto: Gabriela Castellanos/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 63
Triste 7
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 20
Redacción Tendencias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El caso de Bruno, un pitbull atacado con un machete en Llano Grande, se resolvió este viernes 19 de enero de 2018. El dueño del animal fue sentenciado a la incautación del resto de sus animales de compañía y la prohibición de tener mascotas.

Verónica Aillon, abogada de la parte acusatoria y máster en Derecho Animal, contó que el proceso tomó varios rumbos porque “no hay muchas denuncias de este tipo en el área penal”. Finalmente se resolvió en un Juzgado de Contravenciones.

El artículo 249 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala que “la persona que por acción u omisión cause daño, produzca lesiones, deterioro a la integridad física de una mascota o animal de compañía, será sancionada con pena de cincuenta a cien horas de servicio comunitario”. Esta sentencia no se aplicó en este caso, pues el agresor es una persona de la tercera edad.

“El señor presentó un examen médico donde dice que tiene dificultades para mover sus extremidades entonces el juez tomó en cuenta esto para emitir la sentencia”, afirmó.

El juez Jorge Armando Medrano también citó el artículo 27 del COIP que señala que actúa con culpa “la persona que infringe el deber objetivo de cuidado, que personalmente le corresponde, produciendo un resultado dañoso”.

Según la información que tiene la parte acusatoria, el dueño de Bruno también tendría siete perros más. Ahora sus defensores están a la espera de recibir la sentencia en su casillero para poder tramitar con la policía la incautación de los animales y vigilancia para evitar que el sentenciado adquiera nuevas mascotas.

La sentencia llega con un sabor agridulce para los rescatistas de Bruno pues, aunque se logró hacer justicia, piensan que las sanciones establecidas en la ley son muy leves. “En un caso de este tipo en Colombia o Perú, que tienen realidades similares a la nuestra, se sentenciarían con uno a tres años de prisión”.

Por este motivo, Carlos Vásconez, acusador particular, considera que este caso marca un camino para los futuros procesos por maltrato animal. Además, Aillon señala que también se buscarán reformas en la Asamblea Nacional para endurecer las penas. “Los animales tienen derechos y deben ser protegidos; no como cosas, sino como seres sintientes”, acotó la abogada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (46)
No (11)