5 de diciembre de 2015 00:00

La señalética y los vidrios de seguridad evitan los accidentes

Las puertas abatibles deben mostrar claramente hacia dónde van las hojas. Las agarraderas son obligatorias. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Las puertas abatibles deben mostrar claramente hacia dónde van las hojas. Las agarraderas son obligatorias. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

Los accidentes con mamparas, puertas y otros vitrales de gran formato son más comunes de lo que parece y, más todavía, cuando quienes lo sufren son los niños.

Algunas veces estos incidentes han terminado con lesiones -también graves- en las personas agraviadas.

Las razones para que sucedan esos inconvenientes son algunas, incluidos los descuidos de los involucrados, pero la más importante es la falta de señalética, explica el Arq. Jorge Bailón.

Otro requisito obligatorio: los vidrios deben ser de seguridad; es decir, deben ser templados o bien reforzados con elementos como vinilos adhesivos resistentes, que evitan que el vidrio se desprenda en astillas cuando se fractura, asevera Bailón.

De hecho, la normativa para estos casos está explicada con detalle en el Registro Oficial Nº 328, del 11 de septiembre del 2012, en la segunda parte de la Norma Ecuatoriana de la Construcción (NEC).

Respecto de las puertas de vidrio dice que estas pueden ser abatibles, corredizas, giratorias o automáticas.

Las puertas de vidrio, dice la NEC, deben ser señalizadas correctamente para evitar riesgos de colisión al no ser percibidas por personas con capacidad visual reducida o niños. El vidrio debe resaltarse con una banda de color colocada entre 0,80 y 1,60 metros sobre el nivel del piso terminado.

Además, explica la NEC, debe indicarse el sentido de apertura de la puerta. En muchas de ellas se utiliza señalética verde vertical que indica: hale o empuje. Las agarraderas y las cerraduras deben ser fáciles de manipular por personas con discapacidades y niños. Deben tener una barra horizontal ubicada entre 0,80 y 1,20 m del nivel del piso terminado.

Las que no tengan mecanismos automáticos, así mismo, deben estar equipadas con un elemento de fácil agarre de una longitud mínima de 30 cm y en el lado opuesto al abatimiento de la puerta que, siempre, será hacia el exterior, sin que sus hojas obstruyan corredores y escaleras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)