17 de April de 2014 10:41

Seis factores para entender por qué están desapareciendo las abejas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 9
Indiferente 6
Sorprendido 7
Contento 12

Por siempre las abejas que producen miel han estado expuestas a diversos agentes que las pueden atacar y matar, pero desde hace casi una década ese ataque se volvió mucho más agresivo.

A mediados de la década pasada, apicultores, especialmente de Estados Unidos, comenzaron a notar horrorizados que perdían hasta el 90% de sus colmenas sin causa aparente. Desde entonces, ese fenómeno se ha repetido alrededor del mundo -incluido Chile- con distinta intensidad y aún nadie sabe a ciencia cierta por qué.

Virus, ácaros, cambio climático, monocultivos, pesticidas y el crecimiento de las urbes podrían estar entre los causantes, pero es imposible cuantificarlo. Y todos están tratando de entender la razón.

Un reciente estudio, presentado en una conferencia en Bruselas (Bélgica), realizado por el Laboratorio de Referencia de la Unión Europea para la salud de las abejas mieleras, reportó que la mortalidad de este insecto en 17 países del área varía entre 3,5% y 33,6%. Aunque las cifras son mejores de lo esperado, dice el estudio, los números aún son preocupantes.

Según explicó Marie-Pierre Chauzat, patóloga del laboratorio, el límite saludable de mortandad varía de país en país entre 10% y 15%, pero ellos consideran que la cifra oficial debería ser la primera. Si se toma en cuenta ello, casi dos tercios de los países estudiados estarían en serios problemas.

En la misma reunión, el experto del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Jeffery Pettis, presentó los datos de su país. En promedio, dijo, la pérdida de colmenas llega al 31%. "Nuestro límite de mortandad aceptable es de 15%", dijo, "lo que significa que hemos estado doblando ese número durante los últimos años y eso es realmente inaceptable".

Esta declaración tajante no solo se refiere a las pérdidas que los apicultores puedan tener, sino también a que las abejas productoras de miel son un importante polinizador, por lo que su desaparición puede afectar a la producción agrícola.

"El fenómeno de la desaparición masiva de abejas obreras no es nuevo. Hay episodios muy bien documentados del siglo XI y otro de 1890", cuenta Gabriel León, investigador del Centro de Biotecnología Vegetal de la Universidad Andrés Bello. "Aun así, no hay certeza de que sea lo mismo".

El problema es que tanto antes como ahora, no se sabe cuál es la causa. Y el principal escollo para dilucidarlo estaría en que se trata de más de un culpable.

Para Luis Cerda, especialista en entomología forestal de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción, la causa más clara hasta ahora es el cambio climático.

"Para mí no hay razones establecidas. Algunos culpan solamente al varroa destructor -un ácaro gigante que afecta a las abejas-, pero este se puede manejar sanitariamente y hacerlo desaparecer. Pero los efectos del cambio climático son los más tangibles y se pueden observar", asegura.

Aunque todos los científicos piensan que es muy difícil que las abejas que producen miel desaparezcan, habrá que adaptarse a su disminución. En Estados Unidos ya se ha visto afectada la producción de almendras por la disminución en la polinización, por lo que se están buscando otros polinizadores.

El entomólogo José Montalva cuenta que cuando se habla de abejas, la gente instantáneamente piensa en las que producen miel, pero hay 20 mil especies de abejas registradas en el mundo. "

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (8)