26 de abril de 2016 00:00

6 reglas de seguridad para los escenarios masivos

El coliseo General Rumiñahui es sede de conciertos y de eventos deportivos.

El coliseo General Rumiñahui es sede de conciertos y de eventos deportivos. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Pamela Castillo D. 
Redactora (I)
pcastillo@elcomercio.com

Los escenarios que albergan espectáculos masivos (más de 5 000 espectadores) deben cumplir con varios requisitos en casos de emergencia y estos son constantemente verificados, especialmente antes de que se realice algún evento.

Sitios como el Ágora de la Casa de la Cultura (aforo 5 000), el coliseo Rumiñahui (15 000), el estadio Olímpico Atahualpa (36 000) y el estadio de Aucas (22 000), entre otros, son lugares de reunión no solo para conciertos y festivales artísticos, sino también para encuentros deportivos.

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) y la Secretaría de Seguridad y Gubernabilidad son las encargadas de recorrer los espacios entre cinco y seis días antes de que se realice cada espectáculo, con el objetivo de asegurarse que las condiciones de seguridad sean óptimas. Estos escenarios deben responder a las necesidades de supervivencia en casos de emergencia.

La entidad Aenor Ecuador, miembro de los principales organismos internacionales de Normalización y Certificación, fue contratada luego del terremoto por la AMC para hacer un recorrido por los escenarios de la ciudad que tienen un aforo de más de
5 000 personas y verificar que sean aptos para los eventos.

Según Gabriela Larreátegui, de la AMC, los resultados de estos análisis en el interior de los sitios serán entregados en un mes, aproximadamente.

Entre tanto, se seguirán haciendo las verificaciones por parte de las entidades municipales en caso de que los escenarios soliciten un permiso para algún espectáculo.

De acuerdo con Juan Zapata, de la Secretaría de Seguridad, la labor de Aenor otorga las certificaciones de seguridad a los sitios y “solo en un caso extremo de que no se cumplan con las normas de seguridad se niegan los permisos”.

Algunas de las exigencias para los escenarios son que cuenten con seis recursos necesarios para “responder de la mejor manera a una catástrofe o a una inundación”, explica Larreátegui: tener suficientes salidas de emergencia, cuya cantidad puede variar dependiendo del tamaño del sitio y de la capacidad de aforo.

Se verifica que haya extintores con el permiso del Cuerpo de Bomberos, que haya vías de evacuación con señalización, localización de sitios seguros, que las puertas de salida estén abiertas y en buen estado y que haya luces de emergencia.

“Cada vez que hay un espectáculo masivo, ya sea un concierto o un partido de fútbol, tenemos presencia en los lugares y revisamos que las puertas de emergencia estén abiertas, que esté todo funcional y que no se obstruyan las vías de evacuación”, añade.

Zapata explica que también se implementará personal del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) que se encargará de guiar a las personas a las puertas de salida en caso de emergencia.

Esta iniciativa se iniciará este jueves 28, en el partido de fútbol entre Independiente del Valle y River Plate de Argentina. “Esto evitaría que la gente pierda la calma, corra y obstruya las rutas de evacuación. Gente del COE se encargaría de llevar a las personas por el sitio adecuado”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)