13 de septiembre de 2016 14:32

Sebastián Cordero representará al Ecuador en los premios Fénix

Nacido en Ecuador y formado en la University of Southern California, Cordero debutó en el cine con la película ‘Ratas, ratones, rateros’ en 1999

Nacido en Ecuador y formado en la University of Southern California, Cordero debutó en el cine con la película ‘Ratas, ratones, rateros’ en 1999. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Fernando Criollo
Redactor (E)

La Academia de las Artes Audiovisuales y Cinematográficas del Ecuador eligió a Sebastián Cordero como el representante por el Ecuador para el Premio Fénix 2016 a la Trayectoria.

Nacido en Ecuador y formado en la University of Southern California, Cordero debutó en el cine con la película ‘Ratas, ratones, rateros’ en 1999. Un drama social que sigue la historia de Salvador y Ángel, dos primos envueltos en una espiral de delincuencia y conflictos familiares, en un contexto de profundas diferencias sociales. La cinta que se estrenó en la Selección Oficial del Festival de Cine de Venecia, recorrió más de 50 festivales internacionales y recibió 12 galardones, convirtiéndose en un hito dentro de la historia del cine ecuatoriano y que marcaría el inicio de una próspera carrera para su director.

A esta cinta le siguieron otros dramas como ‘Crónicas’ (2004), ‘Rabia’ (2009), ‘Pescador’ (2011) y la cinta de ciencia ficción Europa Report’ (2013). Este año, Cordero estrenó ‘Sin muertos no hay carnaval’, la sexta película en su filmografía en la que vuelve al Ecuador para contar una historia que gira alrededor de la disputa por un territorio ocupado por un grupo de familias y una familia de burguesía porteña que reclama su propiedad, en un crudo retrato que muestra los conflictos de una gran urbe como Guayaquil.

Calé Rodríguez, presidente de la Academia de Cine, explicó que el proceso se inició con la postulación de una terna de directores ecuatorianos de amplia trayectoria. Luego de un periodo de evaluación, la designación del candidato ecuatoriano a los Premios Fénix recayó en Cordero, a través de la votación de los 28 miembros fundadores de la organización, realizada la semana pasada.

El Premio Iberoamericano de Cine Fénix entrega reconocimientos a los realizadores pertenecientes a las artes cinematográficas de toda América Latina, España y Portugal. Es organizado por Cinema23, una asociación constituida por más de 650 profesionales, que tiene como objetivo promover e impulsar la cultura cinematográfica de Iberoamérica.

Para Rodríguez, México y el Premio Fénix constituyen un referente regional en cuanto a producción audiovisual. En ese sentido, “la proximidad de Cordero con la producción mexicana en esta última película representa una ventaja dentro de los premios mexicanos”, dice.

El Ecuador fue invitado a postular al Premio Fénix a la trayectoria a través del Consejo Nacional de Cinematografía, que encargó la designación de un candidato a la Academia de Cine, recién formada.

A las 13 categorías en competencia se suman cuatro reconocimientos especiales concedidos por distintas agrupaciones del sector: a la contribución cinematográfica, el reconocimiento de los exhibidores, al trabajo crítico y el reconocimiento a la trayectoria. La ceremonia de premiación de la tercera edición de este evento será el 7 diciembre en la Ciudad de México.

Los próximos eventos internacionales en los que intervendrá la Academia serán en la designación de producciones que representen al país en los premios Goya y Oscar. Para eso, Rodríguez explicó que se ha conformado un comité de selección integrado por siete profesionales en distintas áreas de la producción audiovisual. Ellos trabajarán sobre la base de un mecanismo establecido hace dos años, como parte del Comité Ecuatoriano de Selección, que incluyen criterios de evaluación técnicos y artísticos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)