12 de marzo de 2016 00:00

En Saraguro se mostró la moda de los indígenas

Micaela Jerez, Cristina Pomavilla, Tania Maita y María Chalán modelaron con vestidos típicos salasaka, cañari, inca, y saraguro. Foto: Lineida Castillo/EL COMERCIO

Micaela Jerez, Cristina Pomavilla, Tania Maita y María Chalán modelaron con vestidos típicos salasaka, cañari, inca, y saraguro. Foto: Lineida Castillo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 45
Lineida Castillo. Redactora
(F-Contenido Intercultural)

Ninguna de las 20 indígenas kichwas tenía experiencia en modelaje para mostrar la riqueza de sus atuendos, pero lucieron elegantes y sobrias en el Desfile de Moda Intercultural del Ecuador, que se realizó el pasado lunes en el cantón lojano de Saraguro.

Esa actividad fue parte de los festejos por los 194 años de Independencia de Saraguro. Ellas representaron a comunidades y etnias como otavalos, salasakas, chibuleos, cañaris, sarayakus, saraguros

Sus atuendos fueron creaciones de diseñadores indígenas expertos en ropa, joyas y bordados. Son prendas ancestrales con ajustes modernos y accesorios que mantienen el estilo y la identidad de sus culturas, dijo Walter Sigcho, organizador del evento.

Ana Guamán y Antonio Japón vistieron a seis modelos de la cultura Saraguro. Ella diseñó las blusas con diferentes tipos de cuellos y mangas, ricamente bordadas con colores y figuras de sol, flores, líneas, aves… “Son prendas elegantes para cualquier ocasión”.

En cambio, Japón aportó con la orfebrería de plata como aretes, dijes y un cinturón de cuero con un llamativo aplique de la chacana (cruza andina). Además, tupus que son prendedores que utiliza la indígena para sujetar la bayeta o paño que usan sobre la blusa.

El ambateño David Lasluisa participó con cinco modelos de Quisapincha, Cañari, Chibuleo, Salasaka y Sarayaku. Él creó la Agencia de Modelos May Sumak, que en español significa ‘mujer hermosa’, para promover la belleza de la indígena del país.

Lasluisa vistió a Cristina Pomavilla, de 16 años, quien participó por primera vez en una pasarela ostentando su atuendo cañari: dos polleras bordadas en la parte baja, blusa con diseños de la semiótica andina en los puños. También, alpargatas, huallcarina o rebozo y el sombrero de paño. “Este traje reúne la diversidad cultural”, dijo Lasluisa.

Otro traje de su creación fue el vestido de novia de la cultura Salasaka que lució Micaela Jerez, de 17 años. Usó una blusa estilo corsé y falda corta y ajustada. Como accesorios tuvo un collar grueso de mullos y un recipiente de chonta donde llevó los pétalos de flores.

En cambio, Larissa Guamán estudia diseño de modas en la Universidad Técnica de Ambato y participó con chaquetas y blusas de Saraguro. Ella presentó una combinación de las prendas con escotes y diferentes tipos de mangas que hicieron lucir modernas y esbeltas a las modelos.

Liliana Paqui, de 17 años, vistió un traje diseñado por Guamán alusivo a los incas y cañaris, que utilizaban las princesas para la adoración del sol. “Me gustó vestirlo”.

El desfile, que se realizó en el coliseo de Saraguro, duró casi tres horas y estuvo acompañado de música andina. Las modelos salieron a la pasarela en tres ocasiones.

Intercultural


20 indígenas lucieron creaciones de ropa y joyas alusivas a los otavalos, salasakas, cañaris, saraguros y sarayakus.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)