14 de febrero de 2017 15:24

Un amor declarado en el cine

Billy Crystal, quien en un arrebato de franqueza le declara su amor a Meg Ryan, en la película ‘Cuando Harry conoce a Sally’

Billy Crysta en un arrebato de franqueza le declara su amor a Meg Ryan, en la película ‘Cuando Harry conoce a Sally’. Foto: Facebook / When Harry Met Sally

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Fernando Criollo
Redactor (I)

A veces, sucede en los momentos y en los lugares menos esperados. En la madrugada o bajo la lluvia, en medio de una guerra o en una fiesta de fin de año, donde dos amigos se encuentran y empiezan a discutir sobre las contradictorias ideas que tienen sobre el amor.

Sin embargo, en medio de la música y la algarabía de los demás invitados el tono de la discusión cambia cuando, entre otras cosas, él le dice: “He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien, deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible”.

La frase le pertenece al actor Billy Crystal, quien en un arrebato de franqueza le declara su amor a Meg Ryan, en la película ‘Cuando Harry conoce a Sally’, en una de las escenas mejor logradas de la cinta. Los versos de It had to be you de Frank Sinatra, la cámara que crea tensión entre los protagonistas y que al mismo tiempo los abstrae del entorno, las miradas entre Crystal y Ryan y la tensión entre la pareja, que ante la intempestiva declaración de amor, se transforma en una emotiva confesión son algunos de los elementos que refuerzan la escena. El guión de la historia, de donde se extrae esta romántica escena entre Harry y Sally, fue nominado a los premios Oscar en 1990.

El cine ha hecho del amor una inagotable fuente de inspiración, que ha acumulado una incontable cantidad de pasajes en los que incesantemente se esfuerza por representar y transmitir una de las más complejas emociones humanas a través de un lenguaje articulado en la palabra, la imagen, el sonido y otros elementos propios del oficio.

De esa larga historia quedan, por ejemplo, el recuerdo de Andrew Lincoln parado en el portal de Keira Knightley para declararle “sin esperanza” su amor, sin decirle una sola palabra mientras pasa una serie de carteles donde expresa sus sentimientos. Humprey Bogart despidiéndose de Ingrid Bergman, en ‘Casablanca’, la carta de amor de Ryan Gosling a Rachel McAdmas, en ‘El diario de Noah’ o el ensayo de una obra de teatro entre Joseph Fiennes y Gwyneth Paltrow, en ‘Shakespeare in Love’ también son algunas de las escenas de antología en el cine, que también pueden inspirar momentos inolvidables en la vida real en una fecha como

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)