15 de enero de 2018 23:54

'El santo prepucio’ volverá a presentarse en Pop Up desde el lunes 22 de enero

Abogados y artistas de Pop Up ofrecieron la noche de este lunes 15 de enero una rueda de prensa en la sala de La Puntilla, Samborondón. Foto: EL COMERCIO

Abogados y artistas de Pop Up ofrecieron la noche de este lunes 15 de enero una rueda de prensa en la sala de La Puntilla, Samborondón. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 14
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La obra de teatro ‘El santo prepucio’, que provocó la protesta de grupos de creyentes católicos el pasado jueves (11 de enero) y la consiguiente clausura del Pop Up Teatro Café de Samborondón, volverá a presentarse desde el próximo lunes 22 de enero en la sala de microteatro, una vez que la empresa cambie el afiche promocional de la pieza.

El Consejo Municipal de Samborondón condicionó además el retorno de la obra a la cartelera a que el Pop Up extendiera disculpas públicas a la ciudadanía al considerar “ofensiva” la publicidad de la obra, según informó este lunes 15 de enero Iván Orlando, procurador síndico del Municipio.

Pop Up publicó un comunicado en el que lamenta el malestar generado en ciertos miembros de la comunidad católica. “Nuestra intención nunca fue ofender a religión o credo alguno”. El teatro, que habitualmente funciona de miércoles a domingo presentara la obra de lunes a domingo con un mínimo de tres funciones diarias.

Orlando confirmó que Pop Up cuenta con permisos en regla para teatro y cafetería e indicó que la clausura procedió por un incumplimiento de los artículos 19 y 20 de la ordenanza de espectáculos públicos. La ordenanza municipal dispone que los organizadores de espectáculos como obras de teatro, comedias y películas, deben presentar un listado de su programación mensual.

“Esa documentación no había sido remitida a la Comisaría. Si vemos que hay algo muy sugestivo, que se pueden herir susceptibilidades en la síntesis o en la imagen pedimos cambiar (la presentación) y no pasa nada”, señaló el procurador síndico.

El municipio descartó ingerencia en el contenido de las obras. “No podemos meternos con el libreto ni tienen porque dárnoslo, porque eso es un derecho intelectual. Por supuesto tienen responsabilidad ante la justicia ordinaria si es que ofende a alguien particular", indicó.

Daniel Frías, abogado y vocero de Pop Up, dijo que se aceptó cambiar la publicidad en pos de mantener el diálogo y la paz, pero denunció la noche de este lunes (15 de enero del 2018) en una rueda de prensa "acciones desapegadas a la ley" en el proceso de clausura. Ratificó que no se cambiará el título ni el contenido. Y sostuvo que la obra no contiene elementos tipificados en la ley como para ser censurada, "no contiene violencia sexual, racismo o discriminación, ni nada que se asemeje a delitos de odio por fe, creencias o credo".

En un enlace de video desde España, Julián Quintanilla, coautor español de la obra describió la pieza de microteatro como una comedia "light y naif", e informó que viajará a Guayaquil para leer un manifiesto el próximo lunes 22 de enero a las 19:00, llamó a asistir a la comunidad artística de la ciudad.

"Fue un atentado muy grande contra la cultura. El Santo Prepucio es muy antiguo y es algo resuelto no nos los inventamos nosotros, lo inventó la Iglesia que después dijo que un prepucio que apareció en Italia era una reliquia falsa", dijo Quintanilla. "El arte no puede tener ataduras, enseña otras realidades. Tenemos que hacer un acto en favor de la libertad y para demostrar que a los artistas no nos pueden callar la voz personas desinformadas".

El síndico del Municipio de Samborondón descartó que el Comisario haya actuado por presión de los decenas de moradores que acudieron al lugar a protestar ante la supuesta blasfemia y burla de la obra. Pero señaló que el Cabildo se debe a la comunidad que representa y que la comunidad en la parroquia urbana satélite La Puntilla es básicamente residencial, "la actividad comercial es complementaria".

La actriz Prisca Bustamante, protagonista de la pieza junto a Belén Hidrovo, señaló por su parte que nunca buscaban para 'El santo prepucio' una publicidad producto del escándalo. "No me gusta que la gente me cuestione, yo soy católica y estudié en colegios de monjas, la mayoría eran unas amargadas. Entonces no todas las monjas son santas ni todos los curas son santos. Que no me venga ninguna señora a cuestionar mi fe", dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)