21 de noviembre de 2014 19:46

Una comunidad de Santo Domingo se deshace de medicamentos hallados cerca de un río

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Bolívar Velasco

Las autoridades manejan dos hipótesis sobre el hallazgo de cientos de medicamentos en la ribera de un río de la parroquia Luz de América, de Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador.

Se cree que los comprimidos antihipertensivos, relajantes musculares y para el control del colesterol habrían sido sustraídos en un posible atraco y luego desechados cerca del afluente, según una hipótesis de la Dirección Distrital de Salud de la provincia.

Tampoco se descarta la posibilidad de que hayan sido eliminados del stock de una empresa. Tenían fecha de caducidad entre el 2015 y el 2016. La Dirección de Salud señaló que son muestras que usualmente los fabricantes proporcionan a los visitadores a médicos.

Estos, a su vez, los entregan en las clínicas privadas y farmacias, pero son productos únicamente para promoción y su venta está prohibida.

Un equipo del Departamento de Provisión de Servicios de la Dirección de Salud levantó un informe sobre lo ocurrido. Los técnicos de esta dependencia indicaron que el jueves 20 de noviembre del 2014, los moradores del recinto San Vicente de Nila dieron la alerta sobre la presencia de los fármacos en las orillas del río.

Ellos hicieron una minga para recoger las cajas amarillas y depositarlas en 17 fundas plásticas. Víctor Orejuela, un morador del lugar, indicó que aprovecharon la presencia de un recolector de basura para deshacerse de las medicinas. Aseguró además que es la tercera vez que encuentran medicamentos botados en el recinto.

Por eso, la Agencia Reguladora de Control Sanitario recibió la denuncia e inició una investigación sobre lo sucedido. Tiene como base el nombre del laboratorio que fabrica estos productos.

Para el médico Nelson Muela, este caso es una alerta para la comunidad, pues cualquier niño podría entrar en contacto con los medicamentos y consumirlos, con consecuencias que lamentar. “Es pertinente que se investigue a fondo el tema para evitar nuevos casos”.

En tanto, el Ministerio de Salud ejecuta un monitoreo en el afluente para determinar si las pastillas se desvanecieron ante un posible contacto con el agua y la contaminaron.

Este caso se da a pocos días de que se entregaran los resultados de una investigación realizada por investigadores Israelitas y de la Escuela Politécnica del Ejército que hallaron restos de fármacos en ríos que pasan por Quito, como el San Pedro, el Machángara, el Guayllabamba y el Esmeraldas.

Los expertos verificaron restos de carbamazepina y acesulfame, que sirven para el tratamiento de la epilepsia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)