12 de octubre de 2015 10:26

La comunidad promociona Santa Elena

Los miradores en La Chocolatera  (Salinas) atraen a los turistas y a  quienes practican ciclismo. Foto: Cortesía

Los miradores en La Chocolatera (Salinas) atraen a los turistas y a quienes practican ciclismo. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Andrea Medina

Una ruta ciclística en zona protegida, buceo en un islote, parapente frente al mar o artesanías con materiales de la zona son algunas actividades que se sumaron a los atractivos de la ya conocida Ruta del Sol o Ruta del Spondylus, en la provincia de Santa Elena.

En estas nuevas alternativas participa la comunidad para darse a conocer y promocionar sitios poco frecuentados, y que el Ministerio de Turismo también invita a conocer. Lo hace con rutas que combinan lo ecológico y comunitario a través de paquetes turísticos que se incluyen en la iniciativa Viaja Primero Ecuador.

En el recorrido hay opciones en las que se incentiva deportes como el ciclismo en La Chocolatera, en la Reserva de Producción Faunística de Santa Elena. Allí, a más de los miradores y puestos de artesanías y comida, se adecuó un sendero de cuatro kilómetros para hacer ciclismo junto al mar.

Carlos Yagual es uno de los guías nativos que a parte de dar detalles del lugar, acompaña a los turistas en su travesía sobre dos ruedas. Una ruta que, según él, es apta para cualquier persona. También hay puestos de descanso e hidratación.

Más al norte de la provincia, en la parroquia Manglaralto, un grupo de habitantes de Ayangue aprendió las instrucciones fundamentales para la práctica del buceo y para hacer de esta actividad un negocio turístico.

En las orillas de esta playa de mar tranquilo hay algunos comuneros que ofertan recorridos bajo el mar y a 8 metros de profundidad en la isla El Pelado, a 10 minutos de la playa. La opción incluye clases de inducción de buceo, entrenamiento y práctica en la isla. El costo por persona es de USD 120.

Mientras que a 15 minutos de Ayangue, en la comuna de San Pedro también se oferta un nuevo atractivo inspirado en la aventura: el parapente.

Seis guías de la comunidad ofertan vuelos de hasta 40 minutos, a USD 30 por persona. Lorenzo Rosales, uno de los instructores, recomienda que de 11:00 a 12:00 es la mejor hora para volar a 80 metros de altura por las condiciones del viento.

Y si los gustos se encaminan por el contacto cercano con el bosque tropical, el proyecto de turismo comunitario Dos Mangas es lo ideal. Está a 30 minutos de San Pedro.

En medio de la vegetación hay dos senderos para dar un paseo de hasta cuatro horas. Sus artesanos también se volvieron expertos talladores y tejedores de artículos hechos con tagua y paja toquilla. Venden accesorios, sombreros, bolsos y adornos para el hogar.

En cada una de estas localidades hay opciones de hospedaje, con todas las comodidades, que oscilan entre los USD 120 y 130 la noche, por persona.

Tomar en cuenta

-Un mapa de uno o de todos los sitios que se van a visitar durante el recorrido es fundamental. Cada parada está a máximo 40 minutos en vehículo.

-Agua o cualquier  bebida hidratante se requiere sobre todo para los lugares en los que se va a practicar caminatas o paseos en bicicleta.

-En cada comunidad se puede hacer todo tipo de actividad, que puede incluir baños en el mar o en piscinas naturales. Llevar ropa ligera y cómoda

-La cámara fotográfica es la compañera de cada viaje. Aunque en Ayangue la comunidad incluye sesión de fotos con GoPro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)