28 de mayo de 2014 06:31

La Sanidad británica divulga nuevas pautas para prevenir la obesidad

Un asunto de salud pública.   La obesidad de los adultos puede prevenirse si en la infancia de toman precauciones con la comida.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
EFE
Londres

Nuevas pautas médicas divulgadas hoy por la Sanidad Pública Británica (NHS) destinadas a atajar la obesidad instan a personas con ese problema a perder un 3% de su peso a fin de obtener efectos beneficiosos para su salud.

Un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Excelencia en la Salud y la Atención Médica (NICE, por sus siglas en inglés), dependiente del ministerio de Sanidad, recomienda, entre estas directrices, identificar y derivar a servicios médicos especializados a pacientes que sufren esta enfermedad crónica.

El NICE propone que los médicos de cabecera puedan enviar a pacientes obesos a recibir clases de gimnasia subvencionadas por el Gobierno a fin de ayudarles a adelgazar.


Según Carol Weir, asesora en NICE y jefa del servicio de nutrición y dietética del NHS en Leeds, "es muy importante a largo plazo perder un 3% de peso al menos en casos de sobrepeso, pero cuanto más peso se pierda mejor".

Para identificar qué personas son consideradas obesas, el informe recomienda a los médicos de cabecera medir el índice de masa corporal (IMC) -medida de asociación entre peso y talla de un individuo- de sus pacientes y, en los casos en los que éste sobrepase 30, remitir a esos enfermos a programas específicos para adelgazar "de manera respetuosa y sin hacer juicios de valor".

Según los expertos sanitarios, perder un 3% de peso como media sería un porcentaje "suficiente" para rebajar el riesgo de que el obeso padezca diabetes de tipo 2 así como la alta presión sanguínea.

El informe alerta de lo importante que es el apoyo para las personas que sufren obesidad, una enfermedad crónica que "ha estigmatizado" a muchos, de acuerdo con Weir.

La calidad de vida de esos pacientes mejoraría si tuvieran grupos de apoyo, debido a lo complicado que es perder peso en casos de obesidad, según alerta el estudio, que destaca además las dificultades que muchos obesos tienen para mantener su peso una vez alcanzado el objetivo saludable.

Mike Kelly, director del centro de salud pública del instituto NICE, declaró a la agencia de noticias británica Press Association (PA) que "más del 25 % de los adultos en Inglaterra están considerados obesos" y remarca la "gran dificultad de estas personas para perder peso".

Además, el NICE propone la creación de una base de datos nacional para abordar el problema de la obesidad, grabando datos de consumo de calorías y el tipo de actividad física de los pacientes

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)